| 4/15/2014 4:00:00 PM

No más ventas de boletas por internet

La FIFA vendió en sólo cuatro horas el 63,6% de las 199.519 nuevas entradas para 54 de los 64 partidos del Mundial Brasil 2014 que ofreció en su portal, en la última fase de ventas por internet.

De los 126.837 boletas vendidas en escasas cuatro horas, 80.496, el equivalente al 63,4%, fueron adquiridos por aficionados residentes en Brasil, según un comunicado divulgado por la FIFA.

Las otras 46.341 entradas fueron reservadas por residentes en otros países.

Los diez países que más adquirieron boletos en esta nueva fase de ventas son, en su orden, Brasil, Estados Unidos, Colombia, Argentina, Alemania, México, Francia, Inglaterra, Chile y Australia.

Las nuevas ventas elevan a cerca de 2,8 millones el total de boletas vendidas hasta ahora para los 64 partidos del Mundial.

El nuevo lote de entradas colocado a venta hoy no incluía boletos para partidos con capacidad ya agotada, como el inaugural entre Brasil y Croacia el 12 de junio en Sao Paulo y la final en el estadio Maracaná de Río de Janeiro el 13 de julio.

Tampoco fueron ofrecidas entradas para los encuentros México-Camerún, Inglaterra-Italia, Argentina-Bosnia, Brasil-México, España-Chile, Camerún-Brasil, Croacia-México y Australia-España.

Tras esta última fase de ventas, las entradas restantes serán ofrecidas directamente en las taquillas a partir del 1 de junio.

A 58 días del partido inaugural del Mundial, la entidad ha vendido cerca del 94 por ciento de los casi 2,9 millones que espera comercializar para los 64 partidos de la competición.

Los brasileños han acaparado hasta ahora el 65 por ciento de las entradas, seguidos por estadounidenses, australianos, ingleses y colombianos.


EFE/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?