| 9/13/2016 9:14:00 AM

BMW Group, la empresa de carros más sostenible del mundo en 2016

En la lista publicada el pasado jueves 8 de septiembre por RobecoSAM AG para los índices de sostenibilidad de Dow Jones, BMW Group quedó catalogado como el más sostenible del mundo. Desde 1999, es uno de los 3 únicos fabricantes en este índice.

En el aniversario número 100 del grupo de automóviles, la compañía demuestra que la sostenibilidad se ha convertido en parte de su identidad y estrategia, y que sus actividades “siguen teniendo un impacto” en la protección del medio ambiente, explicó la directora de sostenibilidad de BMW, Ursula Mathar.

En 2001, este grupo se comprometió con el Programa Medioambiental de Naciones Unidas y la declaración de producción limpia, asimismo tienen en su planta un consejo de sostenibilidad que se encarga de vincular objetivos de esta índole a la empresa.

La estrategia de BMW se basa en reducir las emisiones de CO2 y en conseguir progresos continuos en áreas como protección ambiental corporativa, la sostenibilidad de las cadena de suministro, orientación de empleados y compromiso social.

Desde 1995, BMW ha logrado reducir las emisiones de CO2 en sus nuevos vehículos en un 40% instaurando un sistema de impulsión alternativa en la flota.

Además, en el catálogo de la empresa han entrado siete modelos totalmente eléctricos, que combinan un motor convencional con un motor eléctrico enchufable.

Por otro lado, el 58% de la electricidad que compra el grupo proviene de fuentes renovables, utilizan turbinas eólicas o gas metano para generar mayor potencia en la producción.

Lea también: Sostenibilidad en las empresas: la ruta 2030

Carros con sostenibilidad

Otras empresas automovilísticas también utilizan materiales ecológicos que corresponden a materiales reciclados, materiales de origen natural o biomateriales.

Por ejemplo, en el Citroen C3 Picasso, 11% de los materiales son ecológicos (excluyendo las llantas), las bandejas traseras, el baúl y el panel de las puertas están hechas de fibras naturales.

Ford Motor y Heinz Company han explorado el uso de fibra de tomate para el desarrollo de materiales bioplásticos para utilizar en la fabricación del carro, además buscan un soporte para el cableado hecho con cáscaras secas de los tomates.

Por otro lado, los procesos de chatarrización están atrasados en países como Colombia o México que necesitan de un sistema especializado de reciclamiento de automóviles.

Estos procesos son importantes porque las materias primas como lo metales pueden fundirse y convertirse en elementos de los nuevos carros u otros objetos, los líquidos y elementos contaminantes como el anticongelante, líquido de frenos, aceites y combustibles pueden ser regenerados para nuevos lubricantes.

Los cauchos, plásticos y vidrios deben ser triturados y reutilizados para crear nuevas partes automotrices, también se pueden utilizar para recubrir canchas deportivas.

Lea también: Las empresas comprometidas con la sostenibilidad son más exitosas

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?