| 10/11/2011 9:00:00 AM

BlackBerry con problemas en Europa, Oriente Medio y África

Research In Motion (RIM), la compañía canadiense que fabrica las BlackBerry, informó que ya restableció el servicio de correo electrónico, aunque algunos usuarios aún experimentan retrasos, después de que se cayera su popular sistema de mensajería BBM en Europa, Oriente Medio y África.

"Restaurados los servicios de e-mail de Blackberry. Algunos usuarios pueden experimentar aún demoras. Sentimos las molestias", explicó la firma a través de Twitter.

La caída del sistema de Blackberry, que afectó a los servicios de correo electrónico, causó este lunes problemas a decenas de millones de usuarios en un momento crucial para la compañía, afectada en las últimas semanas por malas noticias ante la rápida pérdida de mercado a manos del iPhone de Apple y los aparatos Android de Google.

Numerosos usuarios expusieron en Twitter su frustración con el problema y la falta de comunicación de RIM.

"#BlackBerry, sin comunicación oficial, nada en tus páginas de internet y tu sistema caído durante la mitad del día. ¿Eso es servicio?", señalaba un usuario.

Vodafone, una de las compañías que proporciona BlackBerry a sus clientes, señaló también a través de Twitter que el problema era exclusivamente de RIM y afectaba a todos los operadores.

RIM utiliza sus propios servidores para enviar y recibir mensajes tanto de correo electrónico como de texto en todo el mundo, lo que hace que el sistema sea vulnerable a caídas en cadena.

Pero su independencia también es uno de los principales atractivos para muchos usuarios en Oriente Medio y otras regiones del mundo, porque sus comunicaciones en teoría no pueden ser interceptadas por las autoridades locales. 

(EFE)
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?