| 11/19/2013 4:00:00 PM

Matrimonio Gates, los millonarios más generosos

El matrimonio de Bill y Melinda Gates donó, a través de su Fundación, US$1.900 millones en 2012 para luchar contra la polio y la malaria, lo que los convierte en los mayores filántropos de EE.UU.

La lista divulgada este martes por Forbes mide la generosidad de los millonarios y revela que los US$1.900 millones donados en 2012 (un 2,6 % de su fortuna personal) elevan el total que la pareja ha destinado a obras filantrópicas a lo largo de su vida hasta los US$28.000 millones, una suma que ha tenido como principales destinatarios la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Fundación Medicines for Malaria Venture y el Fondo United Negro College.

Así, el segundo hombre más rico del mundo (sólo por detrás del mexicano Carlos Slim) es el estadounidense más generoso
, seguido de Warren Buffett, a quien los US$1.870 millones que donó en 2012 (3,2 % de su fortuna personal) le alzan a la segunda posición del ránking.

Este célebre inversor donó a lo largo de su vida US$25.000 millones, muchos de los cuales no fueron directamente a los beneficiados, sino a fundaciones que después los repartieron, entre ellas la de su amigo Bill Gates.

El tercero en la lista es el inversor de origen húngaro George Soros, quien donó US$763 millones (el 3,8 % de su fortuna) en 2012 a programas gubernamentales e iniciativas por los derechos humanos, lo que alzó el total de donaciones a lo largo de su vida hasta los US$10.000 millones.

Ya fuera del podio, cabe destacar entre los estadounidenses más generosos al fundador y presidente de Facebook, Mark Zuckerberg (US$519 millones en 2012); al alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg (US$370 millones) y al magnate de los casinos Sheldon Adelson, quien donó US$144,8 millones en 2012.

EFE/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?