| 10/27/2013 12:00:00 PM

Berlín hará cumplir su ley

El comunicado oficial del Ministerio recordando a EE.UU. la aplicación de la ley alemana en suelo alemán se ha hecho público.

El Gobierno de Angela Merkel advirtió a Estados Unidos de que "en suelo alemán rige la ley alemana" y dejó claro que esa máxima es válida para todos, "para alemanes y extranjeros, para ciudadanos y empresas, y también para diplomáticos y embajadas".

En un comunicado difundido tras publicarse que EEUU espió el móvil de la canciller durante más de una década desde las instalaciones de su embajada en Berlín, el ministro de Asuntos Exteriores, Guido Westerwelle, confió en que Washington comparta ese punto de vista.

"El espionaje entre amigos y aliados no es procedente", recalca el ministro antes de añadir que, como se está comprobando, esas prácticas además "son políticamente muy perjudiciales".

El espionaje, apunta, "amenaza con minar los lazos" que unen a los dos países y que "son cada vez más necesarios para gestionar juntos el futuro de un mundo globalizado en el siglo XXI".

"No todo lo que es posible es también políticamente razonable", concluye el jefe de la diplomacia alemana, que el jueves convocó al embajador estadounidense en Berlín para exigir explicaciones de las actividades de sus servicios de espionaje.

El comunicado oficial del Ministerio recordando a EE.UU. la aplicación de la ley alemana en suelo alemán se ha hecho público después de unas duras declaraciones del ministro de Interior alemán, Hans-Peter Friedrich, quien subrayó que "espiar es un delito y los responsables deben responder de ello".

En una entrevista al periódico "Bild am Sonntag", Friedrich dejó claro que "si los estadounidenses han pinchado teléfonos en Alemania, han infringido la ley alemana en territorio alemán".

El espionaje supone "violar nuestra soberanía y resulta inaceptable", destacó.

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?