| 11/23/2013 4:00:00 PM

Lujo desplaza a barrios chinos

Los barrios chinos en Estados Unidos corren riesgo de extinción ante la proliferación de viviendas de lujo y cadenas de tiendas, que por su alto precio expulsan a los inmigrantes del centro de las ciudades.

Los residentes nacidos en el extranjero se han convertido en una minoría en los barrios chinos de Nueva York, Boston y Filadelfia, señaló el informe del Fondo para la Defensa Legal y la Educación de Asiáticos Estadounidenses (AALDEF), una organización nacional que protege y promueve los derechos civiles de los estadounidenses de origen asiático.

El número de residentes blancos ha crecido en esos tres barrios desde 1990, a pesar de que la población blanca en el total de las ciudades disminuyó.

"Para muchos estadounidenses de origen asiático, Chinatown es una parte esencial de nuestro patrimonio e historia. Pero los barrios chinos en la costa este están a punto de desaparecer", apuntó.

Los planificadores urbanos han contribuido a la fuga de inmigrantes asiáticos y sus descendientes, al promover alojamientos de alta gama y tiendas que contribuyeron a poner de moda a esos barrios, según el estudio.

El informe no evalúa las grandes comunidades chino-estadounidenses en la costa oeste del país, a pesar de que han sido testigos de tendencias muy similares, con la polémica apertura de Wal-Mart el mes pasado en el barrio chino de Los Ángeles.

Significado histórico y cultural

La renovación urbana que hace que la población original de un barrio pauperizado sea desplazada por otra de mayor nivel adquisitivo, un proceso conocido como gentrificación, ha sido muy controvertida en muchas grandes ciudades de Estados Unidos.

Quienes la defienden señalan ventajas, como una mayor base impositiva, más comodidad para los residentes ricos y en algunos casos, una reducción de la delincuencia.

A lo largo de la historia de Estados Unidos, los grupos de inmigrantes se han dispersado gradualmente de los barrios donde estaban concentrados. Algunos de los 'Greektowns' griegos y de las 'Little Italy' italianas en la grandes ciudades apenas se distinguen actualmente de las zonas circundantes.

Sin embargo, el AALDEF argumentó que los barrios chinos, que datan de mediados del siglo XIX, tienen un significado histórico y cultural digno de ser conservado y ofrecen beneficios únicos a los inmigrantes en materia de vivienda, alimentación y empleo.

"Todavía hay una necesidad real de esos barrios en términos de los recursos y las redes de apoyo que ofrecen tanto a los nuevos como a los viejos inmigrantes asiáticos", dijo Bethany Li, abogada del AALDEF y coautora del informe.

Li dijo que los históricos 'Chinatowns' siguen siendo un imán para los nuevos inmigrantes para enterarse de oportunidades de trabajo, aunque después vivan en otros lugares.

"Siguen siendo necesarios. La diferencia es que ellos no pueden vivir allí", dijo.

'Chinatowns' que ya no están


Li expresó su temor de que el desarrollo urbanístico haga que más barrios chinos del país se parezcan al de Washington, donde pocas viviendas de interés social han sobrevivido desde la apertura en 1997 del estadio deportivo Verizon Center.

En Saint Louis, el histórico barrio chino fue destruido totalmente en 1966 para dar paso al ya demolido Busch Memorial Stadium, sede del equipo de béisbol Cardenales.

En una tendencia que es un mal presagio para los barrios chinos, el estudio encontró una fuerte disminución de los hogares que incluyen varias generaciones, una estructura familiar tradicional en esa comunidad.

En el barrio chino de Boston, casi 25% de los residentes viven en hogares que no incluyen a la familia extendida, en comparación con el 5% en 1990, lo que indica un fuerte aumento en el número de estudiantes o profesionales recién graduados de la universidad.

En términos del mantenimiento de costumbres y tradiciones, el estudio halló que la gran mayoría de los restaurantes en el barrio chino de Filadelfia todavía servían cocina asiática, en tanto sólo una pequeña mayoría en Boston y menos de la mitad en Nueva York hacían lo mismo.

El estudio recomienda que los planificadores urbanos priorizar las viviendas de interés social, las pequeñas empresas y los espacios verdes.

"La principal manera de revertir la desaparición año a año de estos barrios es la construcción de viviendas para residentes e inmigrantes de bajos ingresos, que estos barrios han apoyado durante generaciones antes de que promotores inmobiliarios de alto nivel llegaran a cosechar los beneficios", dijo.

AFP/D.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?