| 12/20/2010 8:15:00 AM

Bank of America deja de manejar pagos a WikiLeaks

Bank of America anunció el sábado que dejará de procesar transacciones para el cibersitio WikiLeaks, siguiendo la tónica de otras instituciones financieras.

El sitio "podría estar embarcado en actividades que, entre otras cosas, son contradictorias con nuestras normas internas para el procesamiento de pagos", dijo el banco en un comunicado.

La tarjeta de crédito MasterCard y el servicio de pagos por internet PayPal ya habían suspendido sus operaciones con WikiLeaks.

El vocero de Bank of America, Scott Silvestri, se negó a ampliar sus declaraciones a The Associated Press.

El anuncio fue formulado cuando WikiLeaks indicó que piensa difundir información sobre varias instituciones de crédito. El fundador de la página declaro anteriormente que posee una gran cantidad de documentos sobre Bank of America.

WikiLeaks respondió al anuncio de Bank of America con un mensaje vía Twitter en el que pidió a sus seguidores que dejen de tratar con el banco.

"Pedimos a toda nuestra gente que ama la libertad que cierre sus cuentas con el Bank of America", dijo WikiLeaks en su petición colgada el sábado en Twitter. Pidió además a las empresas que cancelen sus negocios con el banco.

En una entrevista mantenida el viernes con CNBC, el fundador de WikiLeaks, Julian Assange dijo que su organización difundiría pronto información sobre varios bancos, e indicó a la revista Forbes el mes pasado que esa información mostrará "prácticas antiéticas".

Assange dijo a la revista Computerworld en el 2009 que la organización cuenta con gran cantidad de archivos sobre Bank of America. "De momento, por ejemplo, tenemos 5 gigabitios sobre Bank of America, de uno de los discos duros de un ejecutivo. Ahora ¿cómo lo presentamos?. Es un problema difícil", indicó a la revista.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?