| 2/8/2012 4:00:00 PM

Bancos centrales europeos inyectarán dinero fresco a la economía

En un momento en que Europa se desliza hacia una recesión, los dos principales bancos centrales del continente se preparan para redoblar sus medidas de emergencia que tienen como objetivo amortiguar la desaceleración y mitigar los efectos de la crisis de deuda gubernamental.

Analistas esperan que el Banco de Inglaterra —el banco central británico— anuncie el jueves que inyectará otros 50.000 millones de libras esterlinas (79.000 millones de dólares) de dinero fresco a una economía que se contrajo al final del año.

Se espera además que el Banco Central Europeo (BCE), reunido el mismo día en su sede en Francfort, pregone los avances de su segunda oferta ilimitada de préstamos baratos a tres años que serán asignados a bancos el 29 de febrero.

No se espera que ningún banco central cambie sus tasas de interés de sus actuales niveles, los mínimos históricos: El Banco de Inglaterra a 0,5% y el BCE a 1%.

Más bien, la atención estará enfocada en sus expectativas y sus intentos por colocar más dinero en los sistemas bancarios y en la economía.

Una primera entrega de crédito barato del BCE —489.000 millones de euros (641.230 millones de dólares)— fue tomada por 523 bancos el 23 de diciembre. A la medida se ha atribuido haber mitigado algo del pánico del mercado ante la crisis de deuda que golpea a las 17 naciones que utilizan el euro como divisa común. Además las acciones y los bonos gubernamentales han repuntado desde entonces.

Analistas piensan que la toma de créditos podría igualar o superar a la primera, ya que el BCE ha relajado requerimientos colaterales.

A pesar de un alivio notable en las tensiones sobre los mercados financieros este año, los 17 países de la eurozona y el Reino Unido enfrentan signos preocupantes de la economía más amplia. Con todo, la mejora es particularmente evidente en la enorme disminución en las tasas de préstamo de naciones débiles como Italia y España.

Se espera ampliamente que la economía de la zona del euro se haya contraído en el cuarto trimestre, mientras que la de Gran Bretaña se contrajo 0,2% en los últimos tres meses del año. Muchos analistas pronostican que ambas regiones caerán al final de marzo a una recesión técnica, definida como dos trimestres consecutivos con retroceso económico.

Ambas siguen expuestas a cualquier conmoción repentina de la crisis en Europa por demasiada deuda gubernamental. La volatilidad financiera ocasiona rápidamente que aumente el costo del crédito, sofocando la actividad económica.


AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?