| 5/15/2008 12:00:00 AM

Banco Mundial ve fuerte impacto de alimentos en América Latina

Los altos precios de los alimentos y de la energía podrían reducir el crecimiento económico de AL, aunque la región está mejor preparada para afrontar crisis mundial.

 

La vicepresidenta para América Latina del Banco Mundial, Pamela Cox, estimó que la región crecerá este año "más o menos" un 4,5 por ciento, en medio de la desaceleración económica en Estados Unidos.

En abril, Cox dijo a Reuters que el banco revisó su pronóstico de crecimiento económico para el 2008 a 4,8 por ciento desde un 5,1 por ciento anterior.

"Los riesgos (para el crecimiento) van a venir de los precios de los alimentos y la energía," dijo Cox en una conferencia ante la prensa extranjera, previa a su participación en la cumbre de América Latina, el Caribe y la Unión Europea.

Cox citó algunos factores clave en el alza de los precios de los alimentos, entre ellos la mayor demanda de China e India, la producción subsidiada de biocombustibles, sobre todo aquellos en base a maíz, y los fenómenos climáticos que afectan a países como Estados Unidos y Australia.

"Nuestro mensaje es que comparada a crisis previas, Latinoamérica está más fuerte porque los países están creciendo, siguiendo políticas macroeconómicas sensatas, tienen reservas y también están orientados a regular el sector financiero; entonces, esos no son los riesgos," agregó.

Para el Banco Mundial, enfrentar el problema alimentario requiere aplicar políticas de corto y mediano plazo centradas en el apoyo social, además de evitar controles del mercado.

"No es buena idea poner controles de precios, controles de exportación o impuesto sobre las importaciones," precisó Cox.

La funcionaria resaltó la importancia de los programas sociales de alimentación para la población más pobre, y el apoyo financiero que el Banco Mundial brinda para la agricultura.

"En el mediano plazo, estamos enfocándonos en apoyar el incremento de la producción agrícola (...) Muchas áreas en Latinoamérica también necesitan invertir en transporte y logística para bajar los precios de los productos agrícolas," añadió Cox.

Para el Banco Mundial la crisis de precios de alimentos no va a desaparecer en "por lo menos 7 u 8 años," por lo que es necesario aumentar la producción y completar iniciativas como la Ronda de Doha para desarrollar un mercado mundial de alimentos más libre y competitivo, concluyó Cox.

 

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?