| 9/24/2008 12:00:00 AM

Asunto de policía

El FBI investiga 26 entidades financieras para establecer fraudes en su manejo reciente. El Congreso de E.U. encuentra inaceptable plan de rescate de los bancos.

El FBI comenzó una investigación a 26 entidades financieras, entre las que se cuentan Freddie Mac , Fannie Mae, AIG y Lehman Brothers, para establecer si hubo fraudes y delitos en su manejo durante la crisis de la deuda que comenzó algo más de un año en Estados Unidos y que tiene en jaque al sistema de pagos en todo el mundo.

 

La oficina de investigaciones norteamericana buscará evidencia de registros contables que ocultaran la realidad de las entidades, transacciones con información privilegiada, y otros fraudes en la administración reciente de esas firmas.

 

Entre tanto, en Washington, el presidente de la Comisión Bancaria del Senado, el demócrata Christopher Dodd, sostuvo el martes que el paquete de rescate financiero del gobierno es "inaceptable", luego de escuchar un sombrío diagnóstico de las más altas autoridades económicas del gobierno.

A su vez el senador Richard Shelby, el republicano de mayor jerarquía en el comité, dijo que "debemos estudiar algunas alternativas" del plan del presidente George W. Bush, que prevé rescatar al sistema financiero con un paquete de US$700.000 millones.

Al abogar por el plan, el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, pronosticó que habrá recesión y desempleo si no se aprueba el paquete rápidamente.

La propuesta les pareció inaceptable a los congresistas, por cuanto pretende adquirir la cartera hipotecaria por su valor en libros, que supera ampliamente el precio de mercado de esos papeles. Es, dicen algunos, poner dinero de los contribuyente en las manos de los banqueros sin que ellos reciban nada a cambio distinto de la seguridad del sistema financiero.

Mal panorama
El presidente de la Reserva Federal advirtió el martes a legisladores que la economía corre el riesgo de una recesión, altas tasas de desempleo y un aumento de la ejecución de hipotecas a menos que acaten el plan del presidente George W. Bush de rescatar al sector financiero con préstamos por US$700.000 millones.

Cuando faltan seis semanas para las elecciones, los dos candidatos presidenciales, el demócrata Barack Obama y el republicano John McCain, insistieron en que se hagan cambios al paquete de rescate destinado a enfrentar la peor crisis financiera del país desde la Gran Depresión.

Los señalamientos de Bernanke sobre los riesgos de recesión fueron en respuesta a una pregunta de Dodd.

"Los mercados financieros se hallan en una condición bastante frágil. Creo que si no hay un plan, las cosas irán peor", advirtió el funcionario.

Y luego planteó un panorama sombrío, de no aceptarse el plan: "Creo que si los mercados crediticios no funcionan, se perderán empleos, la tasa de nuestro crédito subirá, más propietarios verán ejecutadas sus hipotecas, se contraerá el producto interno bruto y la economía no podrá recuperarse de una manera normal, saludable".

Como es de esperar, las bolsas del mundo reaccionaron negativamente a la decisión del Congreso, que puso el tema en una categoría muy cercana a los demás que se debaten como parte de la agenda electoral.

(Dinero y agencias)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?