| 6/15/2014 5:00:00 AM

Argentina vs Bosnia – Exportación y rezago

Gran diferencia en materia económica entre estos dos países. El primero es un referente en América Latina, mientras que el segundo es uno de los más pobres de Europa.

La Argentina es la segunda economía más grande de Sudamérica, después de Brasil. Junto con este, son los únicos países suramericanos en integrar el G-20, que reúne a las economías más grandes, ricas e industrializadas del planeta.

Es uno de los mayores productores de soja del mundo, después de los Estados Unidos y Brasil, con 48 millones de toneladas en el año 2011. Y está en cuarto lugar en producción de petróleo (después de Brasil, Venezuela y Colombia).

La Argentina es uno de los mayores exportadores de carne en el mundo, y su producción se ha reconocido numerosas veces como la de mejor calidad.

Es el primer productor mundial de girasol, yerba mate, limones, y aceite de soja, segundo en miel y manzanas, el más grande productor de trigo y lana en Latinoamérica, entre otros cultivos.

Es el mayor productor de vino en América Latina, quinto en el mundo, y el principal productor de biodiésel a nivel global.

La producción de gas natural y petróleo son importantes también. El Yacimiento Aguilar, en la provincia de Jujuy, es la mayor concentración de minerales de plomo y cinc de Sudamérica, y el Bajo de la Alumbrera en la provincia de Catamarca, es uno de los yacimientos para la extracción más grandes de oro y cobre en América Latina, siendo la Argentina el décimo tercer mayor productor de oro del mundo.

Posee la tercera reserva de gas más grande del planeta. Argentina es el más importante productor de software de la región y ocupa el segundo puesto en Sudamérica en cuanto a fabricación de autopartes, después de Brasil.

La economía argentina se ve beneficiada por una gran riqueza y variedad de recursos naturales, una población con un buen grado de educación, un sistema de agricultura y una importante base industrial, que llegó a ser la más desarrollada de América Latina y una de las diez más grandes del mundo, pero que ha evidenciado cierto estancamiento relativo, a partir del último cuarto del siglo XX.

Según los últimos datos del Fondo Monetario Internacional, el producto bruto interno en 2012 fue de 474 812 millones de dólares a precios corrientes, ubicándose en el puesto 24 según su PIB nominal, mientras que a paridad de poder adquisitivo fue de 756 226 millones de dólares, ocupando el puesto 21. El PIB per cápita en PPA fue de dólares 18 319. Mientras que el desempleo en el primer trimestre del 2012 fue de 7,1 %.

Bosnia

Actualmente es una de las repúblicas más pobres de la antigua Yugoslavia debido a la devastadora guerra de Bosnia (1992-1995).

Durante los años de la guerra, la economía no sólo estaba estancada sino que experimentó un enorme retroceso y la mayor parte de la población subsistía gracias a la ayuda humanitaria exterior.

Al deterioro de la economía se unió el bloqueo económico por parte de países vecinos -Serbia y Croacia-.

El marco convertible bosnio (konvertibilna marka, BAM) es la unidad monetaria de esta república. Se divide en 100 pfennig (pfeninga).

Tiene una paridad frente al euro de 0,51129 EUR por 1 BAM (es decir 1 EUR = 1,95583 BAM), la misma que se fijó para el canje del antiguo marco alemán con la aparición del euro. Hay en circulación en la actualidad (junio de 2006) monedas de 5, 10, 20 y 50 pfennig, y de 1, 2 y 5 marcos; así como billetes de 1, 2, 5, 10, 20, 50, 100 y 200 marcos.

Salvo el billete de 200 marcos, los demás presentan dos modelos: uno para la Federación de Bosnia y Herzegovina, otro para la República Srpska.

En 1991, un año antes de la guerra, en plena crisis económica de la ex Yugoslavia a medio desintegrar (Eslovenia y Croacia ya estaban fuera de la unión), el producto interior bruto era de 14.000 millones de dólares, pero la tasa ha decrecido un 37 por ciento desde entonces.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?