| 8/27/2014 7:40:00 PM

Argentina denuncia un plan para atacar su moneda

El ministro de Economía argentino, Axel Kicillof, denunció la existencia de un plan de los fondos de inversión a los que llama "buitres" para "atacar a la Argentina y a su moneda".

"El programa 'buitre' es: o nos pagan o hay 'default", advirtió durante una reunión con un plenario de comisiones del Senado en Buenos Aires. Acusó a los fondos de "atacar internacionalmente y por todos los medios a la Argentina". "Este es un asunto político y hay un plan de los 'buitres' para la Argentina", señaló el ministro, quien precisó que entre los objetivos de los fondos especulativos figuran "la devaluación, pegarle al país, no dejarle pagar en otro lado y no dejarle acceder al sistema financiero internacional".

El ministro de Economía instó hoy al Congreso a aprobar el proyecto de ley de pago soberano de la deuda, que cambia el agente y el lugar de pago de los bonos emitidos en la reestructuración, en un desafío a la Justicia estadounidense que frenó en julio el pago de un vencimiento de deuda a través del Bank of New York Mellon por incumplir Buenos Aires el fallo a favor de fondos "buitres".

Kicillof advirtió a la oposición parlamentaria de que no puede abstenerse o votar en contra del plan para pagar la deuda sin proponer una alternativa. "No hay posibilidad de abstenerse de opinar, de no pronunciarse, ni siquiera de oponerse al proyecto oficial sin dar alternativa", sostuvo Kicillof.

El juez estadounidense Thomas Griesa ordenó a la Argentina pagar el cien por cien de los bonos en "default" que poseen los fondos "buitres", sin los recortes que aceptó el 92,4% de los acreedores en las reestructuraciones de deuda que realizó el gobierno en Buenos Aires en 2005 y 2010.

"Queremos pagar y lo vamos a hacer"
Kicillof advirtió que si el Parlamento no aprueba el proyecto impulsado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner corre el riesgo de convertirse en "una escribanía de Griesa". "Si el Parlamento no hace nada, lo que hace es ratificar la orden y sentencia de Griesa y con todas las consecuencias que ello trae", alertó. Existe "una coyuntura que no admite la abstención, que requiere una posición positiva y alternativa que le permita a Argentina seguir honrando sus compromisos externos ante la amenaza de Griesa de bloquear fondos de nuestra deuda con el solo propósito que es que un uno por ciento (de los acreedores) reciba una ganancia usuraria", señaló Kicillof. "Es una historia de usureros contra países soberanos", aseveró.

El jefe del Palacio de Hacienda ratificó en tanto que Argentina pagará el próximo 30 de septiembre un vencimiento de deuda por 200 millones de dólares. "Soberanamente no nos pueden impedir pagar. Queremos pagar y lo vamos a hacer, no lo podemos hacer en el banco de Nueva York, lo vamos a hacer acá", subrayó.


DW/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?