| 9/6/2015 5:00:00 AM

¿Se acabo la era de los países BRIC?

Hay suficientes evidencias que el potencial y estabilidad económica, financiera y política de los países BRIC se ha desacelerado, y esto ha afectado la economia mundial. Sin embargo, la era BRIC no se ha acabado.

Hay suficientes evidencias de que el potencial y estabilidad económica, financiera y política de los países BRIC se ha desacelerado, y esto ha afectado la economia mundial. Sin embargo, la era BRIC no se ha acabado.

Goldman Sachs Group -firma de inversión global, y la marca número 88 según el ranking de la revista Forbes- presentó en el año 2003, un reporte en donde se anticipaba que para el año 2050, los países de economías emergentes BRIC (Brasil, Rusia, India y China) iban de manera colectiva a sobrepasar en términos de influencia en la economía mundial el grupo G6 (Estados Unidos, Japón, Alemania, Inglaterra, Francia e Italia) de los países más desarrollados del mundo en esos momentos.  

En momentos donde la crisis financiera del año 2008 exhibió las debilidades de los países de economías "avanzados", los países BRIC se posicionaron en el centro del nuevo orden mundial, jugando un papel importante incluso en la priorización de las metas de desarrollo sostenible al año 2030.

Hoy, la situación ha cambiado.

Para G. Tomas M. Hult (PhD), Director Ejecutivo de la Academia de Negocios Internacionales (AIB) y Profesor de Marketing y Negocios Internacionales de Michigan State University, “la difícil situación que enfrentan los países BRIC es negativa para la economia mundial. Esto es especialmente cierto para China, en donde el reciente pesimismo económico provocó una desbandada en los mercados bursatiles de todo el mundo. A excepción de India, los demás paises BRIC estan enfrentados a un decline de mercados de al menos 20% de su nivel máximo”.

De los países BRIC, India tiene el mejor comportamiento económico (quizás atribuido al dinamismo de su sector privado), seguido por China (pese a su reciente crisis, y a la caída de la tasa del yuan al nivel más bajo en los últimos cuatro años). Para el Professor Hult, aunque al comienzo Goldman Sachs generó el acrónimo BRIC, y con esto un ranking entre estos países, “el ranking actual debería ser ICRB”.

“Un alza inminente de las tasas de interés en Estados Unidos es el mayor riesgo que puede afectar dramáticamente a India, ya que India ha atraído un flujo efectivo de los Estados Unidos en los últimos años debido a los mayores rendimientos en oferta, pero las tasas más altas en Estados Unidos podrían revertir la marea, y una caida de la rupia sería desastroza para destruir la confianza de los consumidores”, analiza Tomas Hult de la AIB.

Ya en el 2013 en una columna para Dinero.com, habíamos analizado la debilidad de Rusia. No solamente Rusia está padeciendo las consecuencias de la maldición de las commodities, ya que igual que Colombia, tiene una gran dependencia del petróleo (y hay pocas expectativas de recuperación del precio de este en los mercados internacionales). Aunque la actual devaluación masiva del rublo frente al dólar ha estimulado a las exportaciones no minero-energéticas, no hay señales de una recuperación a sus niveles de 10 años atrás.

“De los países BRIC, Brasil tiene el pronóstico menos favorable para su recuperación, dado que debido a la disminución dramática del consumo, la producción industrial se está contrayendo, y la economía parece estar en recesión” explica el profesor Tomas Hult.

Sin embargo, las crisis por las que atraviesan estos países no tienen por que ser permanentes, y aún podría cumplirse la profecía de Goldman Sachs que para el año 2050, los BRIC colectivamente sobrepasarían  al grupo de Estados Unidos, Japón, Alemania, Inglaterra, Francia e Italia. 

Para Tomas Hult la recuperación de los BRIC dependerá de “líderes empresariales y políticos inteligentes con capacidad de: decisiones acertadas, las fuerzas del mercado, del pensamiento estratégico y la construcción de catalizadores de la economía mundial”. 

Esto implicará, según recomienda el profesor Hult que Rusia disminuya su dependencia de commodities, China tiene que generar mayor confianza en el sistema financiero y bancario, Brasil tiene elevar la confianza de los consumidores y tiene que jugar su ficha de los Olímpicos del 2016; e India debe privatizar algunos de sus bancos para compensar la inminente alza en las tasas de Estados Unidos.

Por: María Alejandra González-Pérez
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?