Dinero.com Revista Dinero

| 5/13/2013 2:00:00 PM

Alimentos Polar propone comprar plantas a Venezuela

Los venezolanos se enfrentan a un desabastecimiento cada vez más grave y a los altos precios desatados tras una devaluación del 32 por ciento de la moneda,

Empresas Polar, el principal productor de alimentos de Venezuela, propuso al Gobierno la compra de una de sus plantas de harina de maíz como vía para superar una agobiante escasez de productos básicos, que ha enfrentado al sector privado y a la administración del presidente Nicolás Maduro.

Los venezolanos se enfrentan a un desabastecimiento cada vez más grave y a los altos precios desatados tras una devaluación del 32 por ciento de la moneda, aún sin poder superar las tensiones políticas tras el estrecho triunfo de Maduro en las presidenciales de abril.

En este contexto, Maduro acusó el fin de semana a Polar de acaparar alimentos y haberle declarado una "guerra económica" para hacer tambalear su mandato, ya mellado por el no reconocimiento de la oposición del país petrolero, que asegura que ganó las elecciones.

"Propondremos la adquisición o alquiler de algunas de las plantas (de harina de maíz) que están en manos del Estado. En 12 o 14 meses la ponemos a producir. Nuestros técnicos están en capacidad", dijo Lorenzo Mendoza, presidente de Polar, un conglomerado de alimentos, cervezas, refrescos y golosinas.

Mendoza aseguró que Polar está produciendo al máximo de su capacidad instalada, especialmente en rubros sensibles como la harina de maíz, necesaria para hacer las populares arepas, un producto de consumo masivo especialmente en las clases menos favorecidas.

Polar controla un 48 por ciento de la capacidad instalada en el país para producir harina, mientras que el resto está repartido en manos de otras tres fábricas privadas y 18 estatales, incluida la gigante Monaca, cuya expropiación se ordenó en 2010.

El empresario además dijo que prevé negociar con el Gobierno un esperado aumento de los congelados precios de decenas de rubros, lo que está generándole pérdidas a las empresas, mientras recordó que Polar no participa en la producción de una decena de productos que también presentan escasez.

En tanto, Maduro volvió a acusar el lunes a los empresarios de una guerra económica en un acto con militares.

"Hagan sus negocios respetando la ley, pagándoles a sus trabajadores sus contratos colectivos (...) Si alguno de ustedes cree que haciendo esta guerra económica va a derrocar a Nicolás Maduro, está muy lejos, quizá quede derrocado alguno de ustedes", dijo.

"No lo estoy diciendo en este momento directamente sobre Lorenzo Mendoza, sino sobre aquellos que están anotados en ese tipo de plan", agregó el mandatario, minutos después de que Mendoza se dirigió al país, en un movimiento poco común para el empresario, quien rara vez confrontó al presidente Hugo Chávez por acusaciones similares.

El fallecido Chávez ordenó la expropiación de miles de empresas, entre ellas decenas de plantas de alimentos, millones de hectáreas de siembra, distribuidoras de semillas y supermercados, argumentando que la empresa privada iba en contra de su Gobierno.

Sin embargo, tras 14 años de crecimiento del Estado en la economía y férreos controles de cambio y precios, aún hay brotes de desabastecimiento, que tocaron máximos de un lustro en marzo, cuando la inflación anualizada alcanzó a un 29,4 por ciento.

En medio de otro brote de escasez de harina de maíz, el Gobierno dictó hace tres años la nacionalización de Monaca y Demaseca, filiales de la mexicana Gruma.

El Gobierno se mantiene en conversaciones con la mexicana para la conformación de una empresa mixta, aunque en la práctica la filial local de Gruma controla la operación de las plantas, entre ellas cinco de harina de maíz, cinco de trigo y otras cinco de otras variedades.

Mendoza dijo que presentará una propuesta oficial al Estado la tarde del lunes para comprar Demaseca y Pronutricos -otra maicera-, en una reunión pautada con el vicepresidente Jorge Arreaza y nuevamente el martes, en un encuentro solicitado por el propio Maduro.

Los venezolanos deben hacer largas colas para adquirir productos como harina de maíz precocida, harina de trigo, pollo, carne, leche, margarina y azúcar, entre otras, mientras los gremios de alimentos han dicho que sus ventas han empezado a bajar por la poca oferta y los altos precios de los productos no regulados.

Cámaras farmacéuticas también han dicho que la escasez de medicamentos alcanza al menos un 40 por ciento, mientras en los supermercados falta el jabón de baño, la pasta de dientes y papel higiénico.

Reuters

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

>

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×