| 8/12/2013 5:00:00 PM

Alimentos pero importados

El ministro de Agricultura de Venezuela, Yván Gil, admitió que el país importa el 50% de los alimentos que consume. Continuarán las expropiaciones.

"Estamos obligados a ser soberanos (...), 50% de lo que comemos es de producción nacional", indicó el ministro en una entrevista al diario económico El Mundo, al rechazar no obstante cifras de sectores de la oposición y empresarios agrícolas que calculan entre un 70% y un 80% la importación de alimento.

El funcionario explicó que el principal problema es que se "ha aumentado la producción al ritmo en que creció el consumo", que ha llegado a duplicarse o triplicarse en rubros básicos como la leche, carne y arroz desde 1998. Por ello, el gobierno insiste en que el "combate al latifundio es un tema fundamental" para elevar la producción nacional, añadió.

Gil precisó que "hay siete millones de hectáreas (de tierras) que han sido entregadas a campesinos y regularizadas", que incluyen los 3,6 millones de hectáreas de tierras ociosas expropiadas durante los 14 años de gobierno del fallecido Hugo Chávez. Pese a esta política, el ministro reconoció que las autoridades han "fallado en gestión y audacia en las inversiones" para hacer esas tierras productivas, así como por un "rezago en tecnología agrícola".

Los trámites engorrosos y la demora en la asignación de divisas en Venezuela, con control cambiario desde 2003, genera el desabastecimiento cíclico de algunos productos y en consecuencia causa presiones en la inflación, que acumula un 29% en lo que va del año -la más alta de América Latina-. "Hay una sola vía de combate (a la inflación): más producción", zanjó Gil, al precisar que casi la mitad de los 53 rubros que está en el "núcleo inflacionario" son alimentos.

Chávez, que gobernó entre 1999 y 2013, impulsó la nacionalización o expropiación de sectores que consideraba estratégicos para el Estado como el energético, petrolero, de comunicaciones, tecnológico, entre otros.


Afp/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?