| 5/27/2013 3:10:00 PM

Algunos frutos que ha dado la CAN

La Comunidad Andina (CAN) celebró hoy el 44 aniversario del Acuerdo de Cartagena, documento que dio inicio al organismo, y en la ceremonia en su sede en Lima se destacó el proceso de integración de Perú, Colombia, Ecuador y Bolivia.

El secretario general de la institución, Santiago Cembrano, señaló que el crecimiento promedio en el comercio de bienes intracomunitarios fue de un 16 % en el periodo 2003-2012 y que en él participaron alrededor de 9.000 empresas.

"Para el año 2012 este comercio intracomunitario suma 10.300 millones de dólares, con un crecimiento del 11,7 % respecto al año anterior. Hacia terceros mercados este crecimiento fue del 5,8 %", afirmó Cembrano.

El secretario general de la CAN indicó que cerca del 73 % del comercio intracomunitario corresponde a manufacturas.

Para Cembrano, hay elementos optimistas para el futuro de la CAN, como su crecimiento promedio de la inversión extranjera directa del 32,6 % anual durante la última década y la rueda de negocios andina que se celebró este año en Bogotá, donde se realizaron negocios por 100 millones de dólares.

"Todo esto significa más riqueza, más empleo. Se traduce en menos pobreza y además en buenos negocios", manifestó.

Cembrano dijo que el proceso andino no se basa solamente en lo comercial, sino también en la parte social, la que se ve traducida en logros en materia de conectividad terrestre, aérea y marítima, telecomunicaciones, interconexión eléctrica, medio ambiente, lucha contra la minería ilegal, migración laboral, protección del patrimonio natural y cultural, entre otros.

A la ceremonia, que fue presidida por Cembrano, asistieron autoridades del Gobierno peruano, representantes de los Organismos del Sistema Andino de Integración, del Cuerpo Diplomático y Organismos Internacionales acreditados en el país, entre otros.

EFE / D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?