| 4/1/2013 9:11:00 AM

Ahorradores del Banco de Chipre en la sin salida

Quienes depositaron más de 100.000 euros en el Bank of Cyprus podrían perder hasta un 60% de sus ahorros, transformados en acciones, según anunciaron funcionarios del gobierno de Chipre, todo para evitar la bancarrota.

En contrapartida de un préstamo de 10.000 millones de euros concluido en Bruselas, las autoridades chipriotas deben hallar 5.800 millones. Por ello, los depósitos superiores a 100.000 euros están congelados en el Bank of Cyprus y en el Laiki, los dos bancos más importantes del país. El primero, con 18.500 millones en depósitos debe ser reestructurado, el segundo, con 9.200 millones, será liquidado.

En estos momentos las autoridades están calculando una quita en los depósitos del Bank of Cyprus, que fue fijada a 37,5% pero que podría alcanzar el 60%.

Los ahorristas del Bank of Cyprus verán cómo parte de sus depósitos por arriba de los 100.000 euros (128.000 dólares), al menos un 37,5%, se convertirán en acciones, y un 22,5% adicional será inmovilizado hasta que las autoridades sepan si pueden cumplir con las condiciones del plan de rescate, indicó el sábado por la noche el Banco Central. "La primera estimación es que un 37,5% de los depósitos por encima de 100.000 (euros) será convertido en acciones", anunció por su parte a la prensa el ministro de Finanzas, Michalis Sarris. "Para estar seguros --hasta que se hayan hecho todos los cálculos para saber cuánto capital se necesita-- un 22,5% quedará en reserva", agregó.

El Banco Central indicó que la decisión final se tomará "dentro de los 90 días una vez completada la evaluación" y que el resto se entregaría al depositante.

Interrogado por la AFP sobre la posibilidad de que alcance al 60% de los ahorros por encima de 100.000 euros, Mario Skandalis del Banco de Chipre dijo que "podría ser una posibilidad pero diría que es una remota posibilidad".

Según Mario Mavrides, diputado de Disy, el partido de derecha del presidente Nicos Anastasiadis, el 40% restante será "colocado en una cuenta bloqueada durante seis meses para impedir a la gente retirar todo su dinero", pero al final regresarán a su propietario, agregó Mavrides recordando que este plazo de seis meses amenaza la superviviencia de varias empresas.

La drástica reestructuración bancaria va a tener consecuencias dramáticas para la economía, advirtieron numerosos expertos.

El Instituto de Finanzas Internacional (IIF), que representa a los mayores bancos del planeta, advirtió que la economía de la isla mediterránea iba a sufrir una caída en picado, con una recesión que podría llegar al 20% del PIB en los próximos dos años, y que su salida de la zona euro era "una posibilidad real". En paralelo, las autoridades se comprometieron a llevar a cabo una investigación tras la publicación por la prensa de una lista de préstamos acordados a personalidades políticas cuyas deudas habrían sido borradas por los bancos, que se encuentran sin embargo al borde de la bancarrota.

Según la prensa griega, el Bank of Cyprus, Laiki y el Hellenic Bank borraron millones de euros en deudas los últimos cinco años en beneficio de diputados, allegados o empresas vinculadas a personalidades políticas. Varias personas citadas desmintieron todo favoritismo o delito.

Sobre ello, el ministro de Finanzas indicó que los "bancos, de vez en cuando, escogen recuperar o no el dinero que prestaron". "Estas prácticas no son raras", agregó.

Los chipriotas comenzaron este sábado un fin de semana largo con una veda que limita las operaciones bancarias. Para las empresas sólo las operaciones comerciales habituales y validadas por una comisión independiente son autorizadas. Para los particulares, la extracción de dinero en los bancos está limitada a 300 euros por día y por persona y los pagos con tarjeta de crédito en el extranjero no pueden superar los 5.000 euros mensuales.

Las transferencias entre cuentas bancarias también están limitadas dentro de Chipre y prohibidas desde la isla hacia bancos extranjeros, para evitar la fuga de capitales.

Los chipriotas que salen de la isla no pueden llevar más de 1.000 euros en efectivo.

El decreto que instaura estas medidas entró en vigor el miércoles por un periodo de cuatro días pero luego fue prolongado otros cinco. Sin embargo el banco central de Chipre indicó que todas las medidas se evaluarán diariamente para ver si se pueden "ajustar" o "aliviar".


Afp
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?