Revista Dinero

Europeos miran más hacia América Latina

| 10/5/2012 11:15:00 AM

Ahora los europeos quieren venirse a Latinoamérica

La crisis económica que afecta a la eurozona y especialmente a España ha revertido la tendencia de los flujos migratorios, con cada vez más europeos que buscan trabajo en Latinoamérica y el Caribe.

Así lo revela el informe "Rutas y dinámicas migratorias entre los países de América Latina y el Caribe, y entre América Latina y la Unión Europea" publicado por la Organización Internacional de las Migraciones (OIM) y financiado por la Unión Europea.

"Se ha detectado un marcado incremento en la migración de europeos hacia América Latina y un marcado descenso en el número de latinoamericanos que entran en la Unión Europea", reza el informe.

La información del estudio se basa en datos que llegan sólo hasta el 2010, por lo que no recogen los últimos dos años en los que la crisis europea, y muy especialmente en España, han hecho acentuar las tendencias.

Según dichos datos, mientras que en el primer lustro del siglo XXI el número de inmigrantes latinoamericanos no cesaba de crecer año a año hasta alcanzar los 400.000 en 2006, la tendencia se invirtió y en 2009 sólo entraron en territorio comunitario 229.000 personas.

De acuerdo al estudio actualmente todavía residen en Europa 4,29 millones de latinoamericanos, especialmente en España, Gran Bretaña, Holanda, Italia y Francia.

A pesar de la crisis económica, España continúa siendo el primer destino de los trabajadores inmigrantes de la región.

Durante 2010, se afiliaron a la Seguridad Social española 652.000 latinoamericanos, cifra que representó el 35 % del total de personas extranjeras afiliadas.

Actualmente hay 1,25 millones de europeos residiendo en América Latina, un número que aumenta año a año. Según el informe, entre 2008 y 2009, más de 107.000 europeos abandonaron sus países de origen para instalarse en Latinoamérica, especialmente en Brasil, Argentina, Venezuela y México y Portugal.

Los principales países emisores de inmigrantes fueron España, con un total de 47.700 emigrantes; Alemania, 20.900; Holanda, 17.100; e Italia, 15.701.

Según datos del año 2010, el 28 % de los ciudadanos de la UE que vivían en esta región -más de 350.000 personas- eran españoles; y de entre ellos la mayoría eran jóvenes, fundamentalmente hombres, solteros y con estudios superiores de ciencias sociales o ingeniería.

Por otra parte, el informe también destaca la importancia de la migración interregional en los países de Latinoamérica y el Caribe, donde más de cuatro millones de personas viven en lugares distintos a su país de origen.

En referencia a la relación entre migración y desarrollo, el estudio apunta que las remesas de dinero enviadas por las mujeres -pioneras en los movimientos migratorios entre América Latina y el Caribe y la UE- han sido fundamentales para el desarrollo de la región.

Estos envíos de dinero desde los países de la UE a Latinoamérica supusieron en 2010 unos 7.300 millones de dólares (5.600 millones de euros); mientras que en el sentido opuesto, las remesas hacia Europa alcanzaron los 4.600 millones de dólares (3.526 millones de euros).

Los flujos de remesas en el interior de América Latina ascendieron en 2010 hasta los 4.570 millones de dólares (3.472 millones de euros), siendo Colombia, Nicaragua y Paraguay los que más se beneficiaron del dinero enviado por sus nacionales, especialmente desde Venezuela, Costa Rica y Argentina.

EFE                                                               

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×