| 12/5/2010 9:45:00 AM

Aeropuertos españoles recobran normalidad pese a retrasos y cancelaciones

Al parecer las operaciones vuelven a la normalidad, tras el enorme caos provocado entre el viernes y el sábado por el paro masivo de los controladores aéreos.

Estamos recuperando paulatinamente la normalidad", confirmó el ministro español de Fomento, José Blanco, en una rueda de prensa.

"En el turno de la pasada noche, asistieron a trabajar el 96% de los controladores. Y esta mañana se han presentado el 97%. Todos los que no acudieron a su puesto de trabajo en el día de ayer o esta mañana, lo han hecho por causa justificada", explicó el ministro.

"Poco a poco -insistió- se está recuperando la regularidad de las operaciones, si bien hay que entender que muchas compañías aéreas están actualizando sus planes de vuelos".

El titular de Fomento precisó que "desde la reapertura en la tarde de ayer del espacio aéreo, se han llevado a cabo hasta las 12:30 horas (11.30 horas GMT) un total de 1.558 operaciones en los aeropuertos españoles".

"Esto significa que aproximadamente 162.000 personas han podido realizar sus planes de vuelo", apuntó el ministro, al concretar que "todo el espacio aéreo español estuvo cerrado en torno a 18 horas".

"Por tanto, estamos restableciendo la normalidad y ahora toca hacer justicia", remarcó Blanco, quien advirtió de que "el comportamiento altamente irresponsable de los controladores no puede quedar impune", y adelantó que el gestor aeroportuario Aena "va aplicar las sanciones oportunas".

Así, declaró, "al margen de las actuaciones que está llevando a cabo la Fiscalía, Aena "ya ha abierto 442 expedientes disciplinarios -algo más del 20% del total de controladores-, de los cuales muchos de ellos ya han sido notificados".

Tras la comparecencia del ministro, que ofreció "de nuevo las disculpas del Gobierno a todos los ciudadanos por estos incidentes", fuentes de Aena informaron a Efe de que los aeropuertos españoles habían operado un total de 1.241 vuelos hasta las 13.00 horas GMT.

El aeropuerto de Madrid, el más importante de España, había operado hasta esa hora 414 de los 1.066 vuelos programados para hoy, que se desarrollan sin incidencias relacionadas con el control del tráfico aéreo, aunque registran retrasos y cancelaciones debido a los problemas operativos de las compañías.

Los vuelos a Latinoamérica de Iberia funcionaron esta madrugada con normalidad, de manera que los vuelos con destino a Santiago de Chile, Buenos Aires, Montevideo, Sao Paulo (Brasil) y México partieron sin problemas del aeropuerto madrileño.

Los controladores iniciaron un parón masivo en la tarde del viernes después de que el Ejecutivo aprobara una nueva regulación de sus horarios laborales, así como la privatización de Aena.

Esos profesionales volvieron este sábado a sus puestos de trabajo después de que el Gobierno español decretara -por primera vez en la etapa democrática de España- el estado de alarma, lo que colocaba a esos profesionales bajo la disciplina y ley militares.

Entre el viernes y el sábado, el caos dejó en tierra a más de 600.000 pasajeros, muchos de los cuales de disponían a empezar uno de los principales "puentes" festivos de este país.

Sobre a los daños económicos ocasionados por el boicot de los controladores, el ministro de Fomento se limitó a comentar hoy que "habrá que esperar unos días", ya que "se está haciendo evaluación".

Según apuntó este sábado el presidente de la patronal de agencias de viajes AEDAVE, José Manuel Maciñeiras, el sector turístico español dejará de ingresar unos 250 millones de euros (330 millones de dólares) por el cierre del espacio aéreo español como consecuencia del paro masivo de los controladores.

A ese respecto, el secretario de Estado español de Turismo, Joan Mesquida, remarcó ayer que la crisis de los controladores representa un golpe "durísimo" para el sector turístico y para la imagen de España. EFE

pa/eco/sm


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?