| 9/17/2013 7:00:00 PM

Adriana Lima y Shakira son un peligro

Los nombres de la modelo y de la cantante están entre los que más riesgo de virus informáticos o de "hackeo" tienen en la web.

Estos nombres son los más peligrosos al introducirlos en buscadores de internet, según una lista publicada por la empresa McAfee y que encabeza la actriz Lily Collins ("Mirror, Mirror").

Collins tomó el relevo de Emma Watson, que encabezó este ránking en 2012, y tras ella quedaron Avril Lavigne y Sandra Bullock.

En quinto lugar apareció la latina Zoe Saldaña y en noveno quedó la brasileña Adriana Lima, mientras que la colombiana Shakira se situó en undécimo puesto.

Según McAfee, los criminales de la web eligieron esos nombres para encubrir sus actividades fraudulentas.

De esta forma, la empresa de seguridad estimó en un 14,5 % el riesgo de ser víctima de un pirata informático si se busca "Lily Collins" en internet, un 10,5 % en el caso de Saldaña y un 9,9 % si se trata de Lima. "Estos delincuentes capitalizan la fascinación pública con los famosos para llevar (a los internautas) a páginas con archivos corruptos que les permiten robar contraseñas e información personal", explicó el comunicado de McAfee. Las búsquedas más peligrosas este año fueron en las que el nombre del famoso iba acompañado de "descarga de aplicación gratis" y "fotos de desnudo"

En los 50 primeros lugares también figuraron Selena Gómez (14), Demi Lovato (16), Eva Mendes (19), Sofía Vergara (26), Jessica Alba (31), Salma Hayek (43) y Pitbull (50). Otros artistas mencionados son Britney Spears, Miley Cyrus, Rihanna, Lady Gaga, Beyoncé, Justin Timberlake y Jon Hamm, el único hombre entre los diez primeros de una lista predominantemente de mujeres.


EFE/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?