| 4/11/2016 10:16:00 AM

Activistas piden a comunidad internacional legislar sobre "robots asesinos"

Ellos solicitan que se inicien los trámites necesarios para legislar sobre los conocidos como "robots asesinos", máquinas capaces de matar sin la intervención humana.

;
EFE

Varios grupos de activistas, entre ellos la premio Nobel de la Paz de 1997, Jody Williams, pidieron hoy a la comunidad internacional que inicie los trámites necesarios para legislar sobre los conocidos como "robots asesinos", máquinas capaces de matar sin la intervención humana.

El próximo viernes 14 de abril se debate en las Naciones Unidas en Ginebra la posible creación de un marco legislativo para estos sistemas autónomos letales, dentro de la convención de Ciertas Armas Convencionales (CCW).

Pese a que casi una treintena de países se oponen abiertamente al desarrollo de armamento autónomo y abogan por crear un marco legal que defina cómo y cuándo deben usarse, países como Estados Unidos, Rusia o China, si bien no bloquean, no propician el establecimiento de dicha regulación.

Según explicó en una rueda de prensa el director del Comité Internacional para el control de robots-armas, Noel Sharkey, por ahora ningún país bloquea la idea de crear el marco legal, pero al mismo tiempo no se avanza en el proceso.

Según Sharkey, cada dilación permite que tanto los países como las empresas sigan desarrollando este tipo de armas sin ningún control internacional.

Para el activista, el peligro reside en que estos países, que ya cuentan con ciertas tecnologías previas a los sistemas autónomos totales, pidan "más tiempo y más reuniones y sólo dilaten el proceso regulador".

"Pueden repetir lo mismo durante cien años", alertó.

La definición de lo que es un arma autónoma es uno de los escollos principales, dado que existen múltiples interpretaciones al respecto.

"Ni siquiera hemos sido capaces de definir lo que quiere decir ‘control humano significativo‘... aunque algunos tengamos muy claro qué significa", señaló Williams.

Asimismo, los activistas explicaron que en estos casos es difícil acotar la definición de arma letal, ya que, según Sharkey, "se puede matar de muchas formas" y con armas que a priori no serían letales, como los taser (pistolas eléctricas) o las pelotas de goma.

Además, los expertos mostraron su preocupación por quién asumiría la responsabilidad por estas máquinas, es decir si hubiera errores fatales, qué persona o instancia pagaría por ello.

"¿Quién respondería, el programador? ¿La empresa fabricante? ¿El dueño de la máquina...? No se puede encarcelar a un robot, y aunque lo hiciéramos, daría igual. Una máquina no debería ser capaz de matar a una persona por sí sola, no hay más que decir", concluyó Williams.

EFE

Lea también: Desde periodistas hasta actores de cine, los robots han llegado para quedarse

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?