| 7/15/2011 12:35:00 PM

ABC del Stress Test de los Bancos Europeos

Guía para entender los resultados de las pruebas a las que fueron sometidas las entidades bancarias para medir su capacidad de “resistencia” en un escenario macroeconómico extremo.

La Dirección de Investigaciones Económicas y Estrategias de Bancolombia elaboró esta cartilla para entender de mejor forma los resultados que se publicaron este viernes, en el que se indica que 8 de  los 91 bancos medidos reprobó las pruebas de Stress Test. 

¿En qué consiste el Stress-Test de los Banco Europeos?

El stress test realizado para los países de la unión europea, es una de las herramientas de supervisión empleada para asesorar la resistencia o fortaleza de las instituciones financieras europeas, así como la fortaleza del sistema financiero de la Unión Europea en general. Su objetivo es monitorear la resistencia del sistema bancario europeo y los indicadores de solvencia específicos de cada institución, para asesorar su capacidad de respuesta ante situaciones hipotéticas de stress, bajo ciertas condiciones restrictivas impuestas por los supervisores. Es entonces una herramienta microprudencial enfocada  primordialmente en analizar los bancos desde abajo hacia arriba (bottom-up), en una manera que sea conservadora y consistente a nivel de la Unión Europea.

¿Qué implicaciones tiene?

Si algunos bancos cuya magnitud en el mercado sea significativa1 no alcanzaran a pasar el test, la pregunta subyacente es si -dadas las difíciles condiciones fiscales en que se encuentran las diferentes economías de la Eurozona, el Banco Central Europeo podría y más aún, si debería o no, continuar siendo el prestamista de última instancia.

 Para ilustrar las implicaciones de los resultados del stress test, conviene ilustrar un ejemplo expuesto por Stephen G. Cecchetti, en el libro First Global Financial Crisis of XXI Century. En este, el autor ilustra el caso de Northern Rock, un prestamista de hipotecas inglés (con una alta exposición al riesgo a la deuda sub-prime vía Lehman Brothers) que financiaba su préstamo a largo plazo con fondos reunidos en el mercado monetario de corto plazo. Cuando, en agosto de 2007 el mercado cayó en situaciones de stress, Northern Rock se vio en problemas para emitir suficientes pasivos que actuaran como soporte a su nivel de activos del Balance General. La movida natural, como lo explica el autor, fue buscar recursos del Banco Central Inglés (BoE por sus siglas en inglés) quien se los facilitó, aún cuando las condiciones de solvencia y de calidad del colateral no estuvieran garantizadas. Aun así este banco sufrió una “corrida bancaria” y posteriormente, al no encontrar un comprador privado, fue adquirido por el gobierno en 2008.

Al exponer el ejemplo anterior, Cecchetti subraya las lecciones de la experiencia del BoE, demostrando que “un prestamista de última instancia no es sustituto de un mecanismo bien diseñado de aseguración de depósitos”… y que un mecanismo como éste, que garantice los niveles adecuados de solvencia no solo para el funcionamiento cotidiano sino para situaciones de stress, “es más robusto que los préstamos discrecionales del Banco Central”.

Por lo anterior, el continuo debate sobre los mecanismos que deben establecerse para evitar que una situación de insolvencia del sistema financiero agote con la capacidad del Banco Central para actuar como prestamista de última instancia, ha enfatizado en la importancia del stress test para monitorear ex ante la solvencia con que reaccionarían los bancos ante posibles condiciones de stress. Dicho monitoreo que una vez se conozcan los resultados del test, el EBA seguirá de cerca los planes de acción propuestos por los bancos, así como los planes de supervisión diseñados para abordar las deficiencias resaltadas por el test. Será imperativo que donde se identifiquen particulares insuficiencias de capital, se impongan claros mecanismos para abordarlo.

Además del stress test, una respuesta más amplia para evitar futuros desbalances que tengan que ver con la solidez y resistencia del sistema bancario, es el diseño de acuerdos como el de Basilea III, un conjunto integral de reformas para fortalecer la regulación, supervisión y gestión de riesgos del sector bancario.

 

¿Qué autoridad europea realiza este tipo de test?

A partir de 2011, la entidad encargada de llevar a cabo este test para la unión Europea, es la Autoridad Bancaria Europea4 (European Banking Authority-EBA), en cooperación con la Junta de Riesgo Sistémico Europea (European Systemic Risk Board -ESRB). Ambas, junto con la Autoridad Europea de Seguros y Pensiones Laborales (European Insurance and Occupational Pensions Authority - EIOPA), constituyen el Sistema Europeo de Supervisión Financiera (European Syst em of Financial Supervision -ESFS), un conjunto de instituciones5 y políticas establecidas el 1 de enero de 2011, como respuesta a la crisis financiera en miras a mejorar la regulación y supervisión del sistema financiero de la Unión Europea.

Así mismo, este ejercicio se lleva a cabo en coordinación con el Banco Central Europeo (BCE) y la Comisión Europea (EC). Los Stress Tests hacen parte del marco del Sistema Europeo de Supervisión Financiera y se llevan a cabo paralelamente con Stress Tests para las aseguradoras, a cargo de la EIOPA.

¿Cuándo?

La EBA, ha venido desarrollando escenarios y metodologías en función a lo aprendido en el test de 2010,

desde finales del mismo año. El 18 de marzo publicó en su página principal una serie de documentos donde especifican los escenarios y metodologías para el test de 2011. Los bancos, bajo la guía de autoridades de supervisión nacionales emprendieron los test en marzo y abril del presente año, sin embargo la fecha de entrega de sus informes se determina país por país. La publicación de los resultados se esperaba para finales de Junio, pero su publicación ha sido aplazada para el 15 de julio.

 ¿Cómo?

El ejercicio se lleva a cabo banco por banco, con los datos consolidados por grupo. En el diseño e implementación del test para 2011, se tuvo en cuenta áreas donde se estimaron necesarias algunas mejoras en el ejercicio de 2010. El análisis se quiso hacer en términos de las “lecciones aprendidas” e incorporó a todas las autoridades que participaron en el previo ejercicio.

Cada banco estima el efecto bajo diferentes escenarios (escenario base y escenario adverso) de las variables macroeconómicas –PIB, empleo, tasas de interés, precios de la vivienda- sobre su hoja de balance, usando metodologías estadísticas de estimación y técnicas de simulación, que estiman la relación entre las variables macroeconómicas, el precio de los activos y las variables bancarias (tasas de default, pérdidas esperadas). El impacto de los escenarios se transmite así en las cuentas de ingresos, gastos, pérdidas y requerimientos de capital.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?