| 3/30/2015 6:30:00 AM

La inversión privada en infraestructura prefiere América Latina

Algunos inversionistas consideran que mejorar la infraestructura de los países en desarrollo es más importante para reducir la pobreza, aumentar el crecimiento y lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

La infraestructura determina el éxito de las actividades agrícolas y manufactureras. Las inversiones en agua, vivienda, saneamiento, energía y transporte también mejoran la calidad de vida y ayudan a reducir la pobreza. Dada la importancia de este sector, así como en Colombia, en el mundo se conforman organizaciones encargadas de sacar el mejor provecho a inversiones públicas y privadas.

Según previsiones hechas por el Fondo Monetario Internacional (FMI), las necesidades de financiamiento suman alrededor del 7% del Producto Interno Bruto (PIB) en todos los países en desarrollo, tanto para gastos en nuevas inversiones como para mantenimiento.

“Para impulsar el crecimiento de la economía mundial hace falta revertir 30 años de caída del gasto en infraestructura. Un incremento de 1% del PIB en la inversión en infraestructura aumenta el nivel del ingreso en aproximadamente 0,4% en el mismo año y cerca de 1,5 % en los cuatro años siguientes”, indicó en rueda de prensa Abdul Abiad, de la división de Investigación del FMI.

“Brasil lideró interés del sector privado”

Un informe del Banco Mundial revela que con la última información mundial disponible, los compromisos privados de inversión en proyectos de infraestructura disminuyeron 24% en 2013 y crecieron 23% en la primera mitad de 2014, hasta alcanzar un monto global de US$51.200 millones.

El crecimiento registrado en la primera mitad del año pasado obedece a la participación privada en infraestructura en América Latina y el Caribe y, en particular, en Brasil con un 57% del monto mundial, muy por encima de China, India, México y Turquía,.

Por el contrario, la inversión privada en infraestructura en India fue apenas un 12%, por debajo de la registrada en Brasil, en especial, los US$3.600 millones son muy inferiores a los casi US$24.000 millones que se invirtieron en India en la primera mitad de 2012.

Casi la totalidad de la inversión privada se atribuye a 28 proyectos transporte que contabilizaron por el 71% de los recursos comprometidos y a 70 proyectos de energía.

Aunque 2014 supone datos más alentadores también sus resultados resaltan que el rezago de infraestructura crece y el volumen de financiación y compromisos desde el sector privado resulta insuficiente.

En ese orden de ideas es comprensible la necesidad que existe por promover recursos públicos para financiar infraestructura así como la iniciativa de China por promover el Banco de Inversión en Infraestructura de Asia (AIIB) (Lea también: Desafiando al antiguo orden económico mundial). También se destaca la importancia que tiene para los gobiernos en países en desarrollo diseñar y formular proyectos de infraestructura más atractivos para el sector privado.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?