| 9/1/2012 12:00:00 PM

Pasar de pobre a rico no es tan fácil

A propósito del nuevo acumulado del Baloto por $85.000 millones, Dinero.com trae a la memoria un análisis de la Revista Forbes con los diez pasos a seguir si se gana una lotería.

Probablemente le han inculcado que si usted se ganara el premio mayor en el próximo sorteo, nunca tendrá que preocuparse por el dinero, ¿verdad? Eso es falso.

Un análisis de la Revista Forbes señala que una buena administración del dinero podrá hacer que el ganador de la lotería y sus hijos vivan bien por muchos años. Sin embargo, desde que se reclama el premio hay muchos detrás que quieren una porción.

Y si el ganador no tiene hábitos inteligentes para manejar dinero, fácilmente un enemigo podría dilapidar la fortuna.

El primer paso de precaución que se debe tomar es firmar el reverso del billete de lotería, dice Carolyn Hapeman, portavoz de la Lotería de Nueva York, citado por Forbes.

Aquí hay algunos pasos que le ayudarán a mantenerse al margen de los riesgos adicionales. (aplica para toda clase de ganancias ocasionales).

1. Permanecer en el anonimato si las reglas estatales lo permiten. Una vez que la gente sepa de su riqueza, le lloverán folletos desde organizaciones benéficas hasta familiares, sin hablar de los "expertos" financieros que estarán compitiendo por su negocio.

2. Consulte a un profesional de impuestos antes de cobrar. En muchas ocasiones, usted tendrá la posibilidad de elegir entre tomar el dinero del premio en una sola cuota o diferirlo. Pero siempre debe pagar un impuesto sobre el monto total, dice Michael A. Kirsh, un planificador financiero de Nueva York. Lo mejor es que, con calculadora en mano, compare los beneficios o desventajas del cobro inmediato o a plazos.

3. Evite los cambios bruscos de estilo de vida. Durante los primeros seis meses después de ganar la lotería, no haga nada drástico, como renunciar al trabajo, comprar una mansión, o un coche de lujo. Si es necesario, designar una cantidad fija para “derroches”, pues es natural querer celebrar el golpe de suerte.

4. Pague todas sus deudas. No hay mejor inversión que el pago de las deudas. Bien sea la de la tarjeta de crédito o una hipoteca. Su tasa de retorno será igual a la tasa de interés del préstamo.

5. Prepare un equipo de asesores legales y financieros. En situaciones como esta es muy difícil saber quién le puede ser efectivo sin querer nada a cambio. Lo mejor es que escoja un grupo de asesores creado por otra persona, con su propio abogado, contador y asesor de inversiones.

6. Invertir con prudencia. Es recomendable poner el dinero en seguros, inversiones a corto plazo y ni siquiera tocarlo durante los primeros seis meses. A continuación, pida a sus asesores armar una cartera de inversión dividida por mitades entre la renta variable (acciones) y renta fija (bonos). No caiga en inversiones que no entienda o que suenen demasiado buenas para ser verdad.

7. Vivir dentro de un presupuesto. Especialmente si usted no está acostumbrado a tener mucho dinero, puede tomar un poco de disciplina para preservar sus ganancias.

8. Tome medidas para proteger sus activos. Las personas que tienen mucho dinero deben protegerse contra todo el mundo, desde los esposos descontentos hasta las personas que ganan juicios en su contra. Dándose cuenta de su posición, hay gente que puede buscar razones para demandar.

9. Busque regalos caritativos. Usted puede compensar sus ingresos adicionales provenientes de una de lotería, con donaciones que no solo le darán satisfacción, sino que pueden traerle deducciones tributarias.

10. Revise su plan de sucesión. Si sus ganancias lo han hecho rico de repente, ésta puede ser la primera vez que usted necesite planificar el impuesto al patrimonio. Este monto, evidentemente varía según la legislación de cada país.
                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?