| 9/4/2012 12:00:00 AM

Crisis del euro afecta al empleo de jóvenes

El impacto de la crisis del euro se está propagando a América Latina, al sudeste asiático y a otras regiones, y agrava el desempleo de los jóvenes, dice la OIT.

En su informe,  titulado "Panorama mundial del empleo: sombrías perspectivas para los jóvenes en el mercado del trabajo", la Organización Internacional del Trabajo dice que la tasa de desempleo entre los jóvenes se agravará a escala mundial, ya que "el impacto de la crisis del euro se propaga de las economías desarrolladas hacia las emergentes".

"Paradójicamente --subraya Ekkehard Ernst, principal autor del informe-- solamente en las economías desarrolladas la tasa de desempleo de los jóvenes bajará en los próximos años, pero ello se debe a la muy fuerte alza del desempleo de jóvenes en todas las regiones desde que se desencadenó la crisis".

La tasa de desempleo de los jóvenes en las economías desarrolladas pasará del 17,5% en 2012 a 15,6% en 2017. Antes de la crisis, en 2007, el porcentaje era de 12,7%.

En cambio, en América Latina y el Caribe, se pronostica un ligero aumento del 14,6% (2012) al 14,7% (2017), en el sudeste asiático y Pacífico del 13,1% al 14,2% y en Medio Oriente del 26,4% al 28,4%.

La crisis del euro afectará a América Latina y el sudeste asiático, reduciendo las "exportaciones de estas regiones hacia las economías avanzadas", en particular de Europa, añade el informe.

En cifras globales mundiales, el desempleo juvenil pasará del 12,7% en 2012 a 12,9% en 2017.

Incluso en los países donde se registran señales de recuperación del empleo, "muchos jóvenes tendrán dificultades en encontrar un trabajo", advierte la OIT.

"Por ejemplo, un obrero de la construcción que ha perdido su empleo por la crisis del sector inmobiliario, no tendrá necesariamente la cualificación exigida en otros sectores que ofrecen trabajo", ilustra la OIT.

Según Ernst, "ello conduce al desaliento y a un aumento de la tasa de NEET (acrónimo inglés que designa a quienes ni tienen trabajo, ni están escolarizados ni en formación)".

Por ello, aunque las cifras no son catastróficas, sí esconden una realidad más dura. "Buena parte del retroceso de la tasa de desempleo de los jóvenes (en las economías desarrolladas) no puede atribuirse a una mejora del mercado sino a un desistimiento de numerosos jóvenes que, desalentados, acaban por dejar el mercado de trabajo", indica la OIT.

"Esos jóvenes desalentados no son contabilizados entre los jóvenes sin empleo", recuerda el organismo.

Durante su conferencia anual de junio de 2012, la OIT adoptó una resolución para combatir el desempleo de los jóvenes.

Entre las medidas propuestas, abogó por "favorecer un crecimiento rico en (creación) de empleo", "promover políticas macroeconómicas y estímulos fiscales" que faciliten el trabajo, así como adoptar "medidas anticíclicas", "acciones para reactivar el consumo" y "programas de empleo público", recuerda la OIT. 


Afp
                                                               

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?