| 10/29/2014 7:00:00 PM

Alianza para el progreso

En los últimos años se logró construir en Santa Marta una coalición de empresas que favorece el transporte marítimo que va desde productos alimenticios hasta maquinaria pesada y la localización de empresas que aprovechan las ventajas de instalarse cerca de un puerto.

Con temperaturas tropicales de 28oC y una humedad relativamente muy baja, no es de sorprender que haya una empresa en el puerto de Santa Marta que se ha especializado en el transporte de productos delicados que requieren rigurosos sistemas de refrigeración. Y tampoco asombra que desde el mismo puerto caribeño –el único en el país– se carga y descarga maquinaria pesada en un lugar donde las aguas alcanzan una profundidad natural de hasta 18 metros.

Por sus características, Santa Marta puede recibir buques tipo Post Panamax –o de gran tamaño sin ningún tipo de restricción–, y puede realizar a la vez operaciones delicadas con productos que requieren equipos técnicamente sofisticados, como lo son por ejemplo las instalaciones de refrigeración.

En la actualidad, la Sociedad Portuaria de Santa Marta (SPSM) opera uno de los centros logísticos más desarrollados para el transporte de carga marítima en toda América Latina. Ubicado en la costa Caribe, ofrece a sus usuarios una instalación multipropósito dividida en sub-terminales de carbón, contenedores, granel y carga. “En la sub-terminal de granel w hemos hecho una inversión que asciende a los 12.000.000 de dólares, que nos ha permitido construir siete modernos silos de almacenamiento. De la misma manera hemos podido adquirir un equipo de succión de fabricación belga, que tiene la capacidad de transportar hasta 600 toneladas por hora en granel limpio como maíz, trigo y soya”, explica Mauricio Suárez Ramirez, gerente general del puerto de Santa Marta.

Para el transporte de carbón, la Sociedad Portuaria de Santa Marta dispone de una capacidad de almacenamiento de siete millones de toneladas anuales y moviliza tres millones de toneladas durante el mismo lapso.

Pero más allá de los buenos resultados económicos, para los funcionarios de SPSM son importantes además los reconocimientos internacionales que han recibido en varias ocasiones por los altos estándares ambientales y técnicos que mantienen en el puerto de Santa Marta. “Obtuvimos la certificación ambiental ECOPORTS, que convierte al puerto en el primer terminal por fuera de Europa a nivel global en ser certificado con esta acreditación ambiental por parte de la casa certificadora Lloyds Register”, recalca Mauricio Suárez Ramirez, gerente general del puerto de Santa Marta.

Tecnología refrigerada

Hoy, desde el puerto de Santa Marta tanto empresas nacionales como internacionales realizan importaciones y exportaciones hacia Estados Unidos, América Latina y Europa. Con el puerto de Ámberes, en Bélgica, se firmó recientemente un convenio para buscar nuevas alianzas en el manejo de carga refrigerada, un hecho que muestra la confianza puesta a nivel mundial en este puerto del Caribe.

El lugar apropiado para el transporte de alimentos que requieren una sofisticada tecnología de refrigeración es el sub-terminal de contenedores operado por la empresa Santa Marta International Container Terminal (SMITCO). "Año tras año, SMITCO se ha convertido en el terminal más fuerte en el manejo de productos refrigerados debido a la especialización que tiene nuestro personal y a las adecuadas instalaciones con las que cuenta. Los usuarios han depositado toda su confianza en nuestro terminal, por lo que nuestros servicios más solicitados son los llenados y vaciados de carga refrigerada”, reconfirma, en entrevista exclusiva, un vocero de la empresa.

La clave de las operaciones de SMITCO son las inversiones de 45.000.000 de dólares que se han realizado desde 2011. Gracias a dos grúas pórtico y cuatros grúas de patios la empresa está en condiciones de atender buques con una capacidad de hasta 6.000 TEU (contenedores normalizados de 6,1 metros). Cuatro plantas eléctricas Power Pack garantizan que un total de 646 contenedores se mantienen permanentemente con bajas temperaturas de -10oC. Entonces no es asombroso que hoy en día el 55 por ciento de contenedores que están siendo movilizados por el puerto de Santa Marta correspondan a carga refrigerada.

Hacía el futuro, la meta de la empresa es convertirse en la puerta principal de este tipo de carga para el país. “Santa Marta ha mostrado un crecimiento significativo que le ha permitido lograr un posicionamiento en el sector portuario. Dado que nuestro enfoque esta direccionado a la carga refrigerada y los productos primarios, en los últimos años hemos mostrado un crecimiento del 31 por ciento en carga refrigerada diferente al banano”, añade el vocero de SMITCO.

Debido a rutas viales que facilitan el acceso hacia el interior del país, y las excelentes condiciones para cargas refrigeradas, empresas como McDonalds aprecian para sus operaciones los servicios ofrecidos por SMITCO. El 85 por ciento de las importaciones de la multinacional ingresan al país por Santa Marta.