| 10/29/2014 8:00:00 PM

Barranquilla mira al Magdalena

Son varias las obras civiles que se han ejecutado en esta zona de la capital del Atlántico para promover su desarrollo a orillas de la mayor vertiente fluvial del país. El Corredor Portuario, un ejemplo a mostrar.

Cuatro años después de que Colombia iniciara su vida republicana, el vapor Felicidad fue el primero en navegar el Río Magdalena partiendo desde Barranquilla. Transcurría 1823 cuando en esta zona inició la actividad marítima en el país y así cobró vida la concesión que el Gobierno colombiano le entregó seis meses atrás al ciudadano alemán Juan Ignacio Elbers para explotar, por veinte años, la principal vía fluvial del país.


Ese momento de la historia del transporte nacional marcó el estrecho nexo entre el Río Magdalena y Barranquilla y que luego de 189 años cobró fuerza cuando el pasado 13 de septiembre el presidente de la República, Juan Manuel Santos, firmó en esta ciudad la alianza público privada que hará navegable a esta arteria fluvial de 1.528 kilómetros de longitud.

Nacida en el margen occidental del río, Barranquilla, con sus 1.212.943 habitantes, según el DANE, que la erigen como la primera ciudad del Caribe colombiano y la cuarta del país, volvió sus ojos a sus orígenes. En el 2012, su administración comenzó la transformación de esta zona de la ciudad para asumir ese reto, promover su desarrollo y competitividad y acercar a la ciudadanía y al sector productivo a sus orillas.

Para la alcaldesa de Barranquilla, Elsa Noguera De la Espriella, “gracias al Río, Barranquilla es la puerta de entrada del progreso a Colombia y el punto de salida de todo lo bueno que como país tenemos para darle al mundo. Por esta razón, nos propusimos lograr que 2014 fuese recordado como el año en que nuestra ciudad volvió su mirada al Magdalena, mediante obras que nos permiten integrarnos y vivirlo plenamente”.

En ese sentido, son varias las obras civiles que se han ejecutado y se construirán para fortalecer la capacidad instalada en este sector y entre las principales figura el Corredor Portuario, una vía de cinco kilómetros de longitud que, el pasado 16 de septiembre, fue inaugurada por la alcaldesa de la capital del Atlántico.

Con una inversión de 160.000 millones de pesos, este proyecto es una doble calzada con dos carriles por calzada entre el Puente Pumarejo y el sector industrial de la Vía 40, que facilitará el tráfico de carga pesada a Barranquilla y también lo soportará, pues el asfalto utilizado tiene un espesor de 30 centímetros. Con esta obra también se pretende mejorar la movilidad en la ciudad y su área metropolitana. Estos dos puntos de la ciudad podrán ser recorridos en cinco minutos.

Reconocimiento

El pasado 21 de octubre, Nury Logreira, secretaria de Infraestructura, reveló que esta obra fue destacada a nivel internacional como un proyecto ambicioso y ejemplo de soluciones de ingeniería, durante el Congreso Iberoamericano del Control de Erosión y Sedimentación, celebrado en la ciudad de Antigua, Guatemala.

“El Corredor Portuario fue considerado como un proceso constructivo ejemplar, por haber instalado un sistema novedoso que ofrece soluciones de ingeniería para garantizar la protección del talud, no solo por su instalación, sino por su durabilidad, ya que tiene una vida útil de 100 años y una garantía de 50 años en el material”, explicó la funcionaria.

Por primera ocasión en la capital del Atlántico se utilizó el tablestacado, una solución constructiva que se aplicó en un trayecto de 1.530 metros sobre el margen oriental del Caño de Ahuyama y que, en esencia, consistió en la construcción de un muro de contención,  de 5,9 metros de altura y 46 centímetros de ancho, que evitará la filtración de las aguas y las inundaciones. Al frente de este proyecto estuvo el consorcio Convías, que confío la asesoría del sistema de tablestacado a la firma TDM Colombia, con amplia experiencia nacional e internacional en este tipo de obras.

“En el Congreso Iberoamericano, el Corredor Portuario fue presentado como un proyecto ejemplo de este sistema constructivo y hasta el momento el monitoreo que estamos haciendo a su funcionamiento, indica que está arrojando los mejores resultados”, sostuvo la secretaria de Infraestructura del Distrito.

Barranquilla se acerca al Magdalena no solo para rememorar un pasado que marcó hitos, sino para fortalecer su competitividad y prepararse para los retos que impondrá la navegación del río más largo de Colombia.

 

Más urbanismo

La Loma es otra de las obras de infraestructura con las que la administración de Barranquilla busca generar desarrollo en esta esquina en la que la capital del Atlántico y el Río Magdalena se tocan. Se prevé su conclusión en 10 años. Con una inversión de 500.000 millones de pesos es considerado el mayor proyecto urbanístico en la historia de la ciudad. Se construirá sobre un área de 96 hectáreas: el 55 por ciento del espacio corresponderá a espacios públicos y el 45 por ciento restante tendrá usos comerciales, de servicios, habitacionales e institucionales.

El pasado 20 de agosto, durante la ceremonia en la que se emplazó la primera piedra del proyecto, la Alcaldesa de Barranquilla dijo: “Volver al río, un sueño hecho realidad. Es el proyecto urbanístico más importante en la historia de la ciudad y no tendrá estratos”, aseguró.

En esta zona estará ubicada la nueva sede de la administración de la ciudad. Sobre un espacio de 89.000 metros cuadrados se edificará un edificio de 11 pisos en el que funcionarán todas las dependencias. La modernidad y el acceso al público son dos de las principales características de esta obra que se prevé será entregada en el 2016.

Para garantizar el acceso a esta zona fue necesaria la compra del predio en el que funcionaba la Fábrica de Licores del Atlántico, lo que permitió disponer de 15 hectáreas para construir una de rotonda que conecta la carrera 46 con el Corredor Portuario y el puente de Los Tramposos.

La movilidad de los pobladores y la de población flotante se facilitará gracias a la estación de Transmetro Barranquilla que quedará ubicada en la entrada del complejo urbanístico.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?