| 4/15/2015 12:00:00 AM

Diversificar, lo más efectivo para capotear la crisis del petróleo

A pesar del leve repunte en el precio del crudo, algunos analistas y académicos consideran que es aconsejable tener cautela a la hora de invertir en el sector durante 2015.

Los portafolios de inversión de los Fondos de Pensiones que lograron capotear la crisis del sector minero-energético a finales de 2014, y que por medio de una diversificación de activos financieros obtuvieron rentabilidades superiores al 10%, dirigirán el enfoque de sus estrategias hacia sectores que continúan dinámicos en 2015, como el financiero, el de comercio y la construcción.

Según lo explicó el analista de portafolios de Protección S.A., Julián Cárdenas, pese a que “la caída en el precio del crudo tocó en el último trimestre del año pasado a las empresas petroleras, la depreciación del peso ayudó a compensar en parte a los portafolios por sus inversiones en activos financieros denominados en dólares”.

Y es que el estudio de las inversiones en el frente internacional gana mayor importancia en este momento por el impacto en la economía debido a la reciente alza en la tasa de cambio. De acuerdo con estudios proyectados para inversión, la expectativa de fortaleza del dólar para 2015 sigue vigente, pero en el corto plazo puede contenerse por los comentarios de la Reserva Federal, en el que insinuó que la economía estadounidense se ha desacelerado por razones como el fenómeno climático, la debilidad del sector exportador a causa de la fortaleza del dólar y la posible extensión del plazo del primer incremento en las tasas de interés.

En cuanto a esto, Cárdenas insiste entonces en que la “magia de la diversificación” está precisamente en compensar la depreciación de una moneda, tipo de activo, país o industria con otras, lo que permite en el tiempo un balance positivo.

Y el petróleo, ¿qué?

Acerca de la posibilidad de incluir en los portafolios acciones desvalorizadas como las de Ecopetrol, que han mostrado una caída del 50%, el analista señaló que esa condición no representa el único factor o incentivo para invertir. “Si los factores que han hecho que el precio de un activo financiero retroceda siguen presentes o se deterioran más, puede generar desvalorizaciones adicionales en el futuro”, aseguró.

Así las cosas, mientras los ojos del país están puestos en la estabilización del precio del crudo por un efecto rebote que incorpora factores geopolíticos, los analistas coinciden en afirmar que la economía colombiana no va a sufrir un desplome drástico, pues aún refleja un mejor desempeño que el promedio de las economías en Latinoamérica.

“No hay que suponer que Colombia depende solo del petróleo, la economía trae una trayectoria y está creciendo”, señaló José Guillermo García, decano de la facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional, quien además considera que es momento para invertir en sectores como el de alimentos, donde la demanda es más estable aun durante la crisis.

En esa misma dirección, el decano le apuesta a sectores de producción transable como el agrícola, que con una tasa de cambio más depreciada “puede recobrar la capacidad para aumentar sus exportaciones”. Sin embargo, advirtió que “ese ajuste no se da muy rápido, dado que esas actividades habían perdido sus conexiones económicas por la apreciación”.

Ahora la pregunta que dejan abierta los analistas es si los tratados de libre comercio se convertirán en un escenario lo suficientemente interesante como para poder ganar a través de ellos lo que se ha venido perdiendo por el petróleo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?