| 3/20/2015 12:00:00 AM

Lo que no puede ignorar

Computación en la nube, Big Data, movilidad y los negocios sociales siguen marcando el crecimiento para las organizaciones.

Internet de las cosas, wearables o dispositivos para vestir, impresión 3D, la computación cognitiva, la gamificación en los negocios, realidad virtual y aumentada. Se podría hacer un listado aún mayor de tendencias tecnológicas que impactarán al mundo empresarial. Sin embargo, es 2015 e incluso otras tendencias, menos novedosas pero aún más relevantes hoy, no se han terminado de imponer en las organizaciones colombianas.

Se trata de cuatro tendencias que hoy ya no son el futuro: la computación en la nube o cloud computing, Big Data y analítica, movilidad, y los negocios sociales. Más de la mitad de las organizaciones ha avanzado hacia estas tecnologías, pero otro tanto ni siquiera se ha unido a lo que en términos de adopción tecnológica se denominan los conservadores, esa mayoría tardía que se empieza a unir solo cuando ve que algo les funciona bien a otros. Y muchas corren el riesgo de quedarse en el grupo de los rezagados o diletantes, esos a los que las tendencias les pasan por el frente.

Consultoras especializadas como IDC y Gartner denominan estas cuatro tendencias como la Tercera Plataforma, en la que la tecnología impulsará la innovación y el crecimiento. Su nombre indica una nueva era, tras la primera plataforma, el mainframe, y la segunda, la de cliente/servidor.

Los grandes jugadores en el mundo de la tecnología empresarial tienen fuertes apuestas por estas cuatro tendencias. IBM, por ejemplo, ha centrado muchos de sus esfuerzos en investigación, desarrollo y educación al mercado, en lo que denomina CAMS –acrónimo de Cloud, Analytics & Big Data, Mobile y Social–. Se trata de tecnologías que dan oportunidades de crecimiento y ventajas, las cuales hoy no solo están al alcance de las más firmas grandes, sino también de las medianas y aun de las pequeñas y las startups.

Acceder a estas tecnologías, inicialmente, demandaba recursos importantes, pero hoy en general lo
que las empresas requieren es una visión clara de cómo estas pueden ayudarles a transformar sus negocios, aprovechar o incluso descubrir ventajas competitivas. La nube, al igual que Big Data, requieren garantizar altos niveles de disponibilidad y desempeño, que no solo dependen de las plataformas en sí mismas sino de las arquitecturas de conectividad y los recursos de Data Center. Por ello, el Data Center constituye la base de la arquitectura –para las empresas o sus proveedores–.

Colombia cuenta con Data Centers de alto nivel, capaces de soportar servicios de nube y Big Data.

Por ejemplo, el noviembre pasado la firma BT Global Services inauguró el Datacenter BT Naos, el primero en Colombia con certificaciones Tier IV en facilidad construida y en diseño. 

Si su empresa fue de las que implementaron alguna de estas tecnologías, o pertenece a esa mayoría temprana que hace poco las implementó, probablemente usted entiende su valor. Pero si su organización aún está esperando razones para subirse a estos cuatro trenes, está en riesgo de quedarse en el grupo de los rezagados y ver cómo sus rivales le toman más ventaja. 

Le conviene conocer mejor estas tendencias y entender por qué no puede aplazar más su adopción.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?