| 11/13/2013 12:00:00 PM

Colombia, más compañía

Es el tercer país de Latinoamérica con mayor número de personas adultas involucradas en temas de emprendimiento, lo señala Global Entrepreneurship Monitor 2012.

Con aplausos, gritos y hasta sonido de claxon, el pasado 18 de octubre fue ovacionado –por los asistentes al Campus Party de Medellín– Bruce Dickinson, vocalista de la banda británica Iron Maiden y uno de los rockeros emblemáticos del mundo en las últimas tres décadas. Vestido de manera informal con un pantalón blanco y camisa negra, subió a la tarima, pero no a cantar sino a hablar de emprendimiento.

Este es un tema que ha ganado espacio importante en Colombia y el término es usado con mucha frecuencia por varios actores de la sociedad civil, el Estado y los medios de comunicación. Con una institucionalidad reciente –en 2006 se promulgó la legislación que lo regula: Ley 1014 de Fomento al Emprendimiento y en 2009 la Política Nacional–, ha empezado a permear a la sociedad nacional y al sector productivo como una alternativa generadora de desarrollo.

El informe del Global Entrepreneurship Monitor (GEM) 2012, estudio que relaciona las variables de emprendimiento con el desarrollo de cada país, revela los avances nacionales en asuntos como la penetración en su población; visto, entre otros ángulos, desde la cobertura y la percepción sobre su importancia en el quehacer cotidiano.

La investigación estableció que 20,1% de la población adulta del país entre 18 y 64 años está involucrada en nuevas actividades empresariales. La Tasa de Emprendimiento (TAE) mantuvo la tendencia de los últimos tres años: en 2010 fue de 20,61% y en 2011, 20,78%. En valores absolutos esto corresponde a 6’196.640 de personas, lo que ubica a Colombia en el tercer lugar en América Latina solo superado por Brasil con 20’705.754 de personas y México con 9’140.696.

El estudio valoró los avances del país: “En el caso de Colombia, los resultados son satisfactorios porque es el único país que logra que más de 20% de su población en los últimos tres años se involucre en algún tipo de iniciativa empresarial”.

En cadena

El año anterior, 56,91% de los colombianos reportó tener intenciones de emprender un nuevo negocio en los próximos años. Respecto a 2011, cuando alcanzó 58,46%, fue ligeramente inferior, pero casi diez puntos porcentuales por arriba al registrado en 2010, periodo en el que llegó a 46,19%.

Respecto al indicador del emprendedor naciente, 13,58% de los habitantes del país informó estar haciendo actividades para emprender un negocio. Este valor es inferior en 1,2 puntos porcentuales respecto de 2011 (15,20%), pero superior al 8,72% de 2010.

En la tercera fase, correspondiente al nuevo emprendedor, es decir aquel que reportó pagar salarios a empleados durante un periodo superior a tres meses, el porcentaje de colombianos en este rango llegó a 6,86%, un poco mayor que en 2011, cuando alcanzó 6,65%, pero por debajo en 5,71 puntos porcentuales frente a 2010, en el que se ubicó en 12,57%.

En contraste, en el cuarto rango de la cadena relacionado con el emprendedor establecido, la tendencia bajó en los últimos tres años. En 2012, la participación de los empresarios nuevos o emprendedores establecidos se ubicó en 6,72%, inferior a los años anteriores: 2011, 7,46%, y 2010, 12,22%.

Ante este panorama, ¿qué hacer? Rafael Vesga, profesor de la Universidad de los Andes y experto en este tema, considera que es necesario impulsar más la creación de empresas pequeñas por parte de las empresas grandes. “En este país no hay capital o financiamiento como en Estados Unidos, entonces se necesita buscar dónde está la plata porque el emprendimiento sin plata no se puede hacer”, dice.

El estudio global permitió ver que el emprendimiento empieza a ser un tema de interés en la sociedad colombiana y una característica del actuar de muchos de sus habitantes.

¿Alto impacto?

Durante la primera década del presente siglo, solo 284 empresas en Colombia cumplieron con los requisitos de ser Emprendedor de Alto Impacto (EAI), expresión entendida como las que crecen rápido y a un ritmo de ventas sostenido por varios años.Esto significó 5% del total de las empresas evaluadas por el proyecto Escalando el Emprendimiento, realizado en 2011 y que consistió en la revisión de la base de datos de la Universidad de Los Andes y de la Superintendencia de Sociedades entre 2000 y 2010.10% correspondió a emprendimiento dinámico y el 85% restante a emprendimiento tradicional.En ese rango del EAI clasificaron las nuevas empresas que vendieron anualmente más de $6.000 millones y alcanzaron un margen operativo de 10% e histórico superior a 7%.

“Definitivamente, es muy pequeña la base de las empresas que se pueden catalogar como aquellas que crecen extraordinariamente, en las que se encuadran los emprendimientos dinámicos y de alto impacto”, explica Luis Flórez, managing Partner de EPIC.El estudio estableció que, por sectores, 30,3% de las EAI se ubicó en el sector comercio, seguido por servicios, 25,0% e industria, 14,8%. En cuanto a la ubicación geográfica, 84,7% se encontró en tres zonas del país: Bogotá (63,7%), Antioquia (12,3%) y Valle del Cauca (7,4%).
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?