| 10/3/2014 7:00:00 AM

Necesidad legal

Los abogados requieren posgrados que les permitan estar a tono con los cambios y las exigencias profesionales del mercado.

Desde que inició su pregrado en Derecho, Mayerli Quitián Mateus tenía claro que debía hacer un posgrado. Hace un año terminó en la Universidad del Rosario la especialización en Derecho Constitucional y está más convencida que nunca de que esa inversión la convierte hoy en una profesional diferente.

El caso de Mayerli no es un caso aislado en el gremio de los abogados. Todo lo contrario, es una de las profesiones que demandan más estudios de posgrados en el país o en el exterior. Y son varios los factores que inciden en esa tendencia. Por una parte, el gran número de profesionales en esta disciplina, o las permanentes modificaciones a la legislación colombiana, o la gran cantidad de leyes en distintas áreas; y por otra, las exigencias que genera una dinámica económica al alza en fusiones y adquisiciones de empresas, privatizaciones, la llegada de inversión extranjera y las reorganizaciones de las industrias, por nombrar algunos de los motivos que animan la demanda.

Al respecto, Mónica Gómez Barbosa, directora Académica de Estudios Avanzados de la Universidad Simón Bolívar, destaca que “los conocimientos académicos recibidos por el abogado en su formación universitaria le permiten comprender de manera general las diferentes instituciones jurídicas, desarrollando en los profesionales un amplio perfil, el cual debe delimitar en una de las áreas de desempeño. Esta decisión es de suma importancia para tomar la ruta académica de formación avanzada que lo lleve a profundizar en los niveles requeridos de la disciplina”.

Con estos estudios, el abogado, además de actualizar el conocimiento, profundiza sobre las normas jurídicas y los fenómenos de orden social que inciden en su creación, así como en el desarrollo de investigaciones científicas en el marco social, político, económico y religioso.

Ante esta inminente realidad, la inquietud de varios profesionales es conocer cuáles son los posgrados en Derecho más demandados y rentables. Germán Silva García, decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Católica de Colombia, asegura que los programas de posgrado existen en todas las áreas del Derecho con un enorme desarrollo, demanda que comprende tanto especialidades como subespecialidades. “Sin embargo, los posgrados relacionados con el Derecho Público son los que tienen mayor demanda porque constituyen el área en la cual hay más inclinaciones a ocuparse por parte de los egresados. Esto obedece a que el Estado es el mayor empleador de abogados en el país y obviamente está interesado en contar con profesionales posgraduados en ese ámbito”, concluye.

Entre tanto, para Édgar Cortés, director de Posgrados de Derecho de la Universidad Externado, en los últimos años “se ha evidenciado un especial crecimiento por la demanda de los posgrados en el campo minero-energético, motivado por la explotación minera; en contratación estatal, que es una necesidad del sector público; y en responsabilidad social, que podría verse como un tema novedoso y que ha requerido el sector empresarial”.

Las Instituciones de Educación Superior (IES) han incluido en su oferta programas a tono con las tendencias del país. Es el caso de la maestría en Ciencia Política con énfasis en paz e integración de doble titulación con la Universidad Degli studi di Salerto (Italia), de la Universidad Católica, que le da al profesional fortalezas en investigación.

Otro caso son las maestrías de Derecho Público y la de Defensa de los Derechos Humanos y Cortes Internacionales de la Universidad Santo Tomás que, de acuerdo con Javier Cañón Pinto, director de la Oficina de Relaciones Internacionales e Interinstitucionales, sostiene convenios de colaboración desde hace más de diez años con las universidades alemanas de Konstanz y Göttingen, respectivamente, los cuales permiten ver asignaturas en dichas instituciones y recibir módulos y seminarios por parte de expertos y docentes de dichas instituciones en Colombia como condición para la obtención del título.

Lo cierto en todo esto es que los abogados cuentan con una amplia gama de opciones entre especializaciones, maestrías y hasta doctorados que hacen la diferencia en el mercado, en el ejercicio profesional y en mejorar las alternativas laborales.

***

Ejercer en otros países


Cada país tiene sus propias normas que regulan el ejercicio de la profesión. Por ejemplo, en Estados Unidos es necesario presentar y aprobar un examen ante la American Bar Foundation y en España se requiere presentar un examen para inscribirse ante el Colegio de Abogados. De esta forma, los trámites necesarios son supremamente variables según el país de que se trate y por el que la persona se interese; algunos incluso exigen cursar ciertas materias.

Para el caso colombiano, un abogado de otro país debe convalidar el título obtenido en el extranjero ante el Ministerio de Educación Nacional e inscribirse en el Consejo Superior de la Judicatura para que le otorguen la tarjeta profesional. Una vez legalizado su ejercicio profesional en Colombia, el abogado puede desempeñarse como litigante, docente universitario, asesor en organizaciones públicas o privadas, asesor en los entes territoriales e investigador avalado por una institución de educación superior.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?