| 11/26/2013 12:00:00 AM

Por una educación acreditada

La acreditación en instituciones educativas se ha convertido en una necesidad.

Elegir una institución educativa que cumpla con altos estándares de calidad se ha convertido en una verdadera necesidad. Las exigencias del mundo moderno así lo requieren.

Elegir una institución educativa que cumpla con altos estándares de calidad se ha convertido en una verdadera necesidad. Las exigencias del mundo moderno así lo requieren.

 

Una de las mayores preocupaciones de los padres de familia es la educación de sus hijos, y en la búsqueda del lugar adecuado para tan compleja tarea se toman más del tiempo esperado ¿La razón? Las numerosas opciones que ponen frente a sus ojos tienden a confundirlos.

 

Cuando eso ocurre, y en vista del desconocimiento de muchos padres en temas de acreditación y estándares de calidad en educación primaria y secundaria especialmente, la decisión cae en manos de terceros; es decir, la referencia de algún amigo se convierte en ‘la razón que faltaba’ para hacer la elección.

 

Lo  más efectivo, aunque aparentemente complejo, es indagar sobre la acreditación de las instituciones educativas y elegir aquella que cuente con esta. Un colegio que cumple con altos estándares de calidad garantiza que todos sus esfuerzos se enfocan en formar personas íntegras. Hombres y mujeres con un gran nivel cognitivo pero también, con una increíble agudeza mental en la toma de decisiones y en la planeación estratégica de proyectos personales.


Además, cuando un colegio está acreditado –y mejor si es internacionalmente- tiene la  capacidad de educar personas visionarias, competentes y formadas en valores. Seres humanos en cuyas manos recaen – en el futuro- las misiones más exigentes y transformadoras.

 

Esto es Acreditación


Es un método voluntario para el control de calidad que ha sido diseñado para distinguir colegios que se  adhieren a un conjunto de estándares educacionales.  El proceso de acreditación mejora el rendimiento  general de los estudiantes y la efectividad de la  organización.


Un caso de éxito


Ubicado en Barranquilla, el colegio Karl C. Parrish hace parte de la comunidad de acreditación educacional más grande del mundo llamada AdvancED. Este sistema de Acreditación incorpora  un modelo basado en rendimiento que tiene un ciclo  de cinco años de mejoras continuas en todas las escuelas.

Asimismo, AdvancED tiene más de 100 años de experiencia y acredita escuelas privadas y públicas en más de 70 países.

 “Nosotros tenemos 75 años en el mercado y seguimos al pie de la letra lo que indica AdvancED; documentamos muy bien los resultados y usamos muy bien los recursos. Además, somos muy estrictos en nuestros procesos de autoevaluación”. Afirma Laura Horbal, rectora del Colegio Karl C. Parrish y miembro del Comité de AdvancED.

 

Para contar con esta acreditación internacional, el Colegio Karl C. Parrish debió cumplir con un alto estándar de calidad representado en varios elementos: gestión y liderazgo, enseñanza y aprendizaje, documentación y utilización de resultados, recursos y sistemas de apoyo, comunicaciones y relaciones con los diversos actores, compromiso con el mejoramiento continuo.

 

Para su fortuna, todas estas exigencias se cumplen hoy a cabalidad.

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.