| 3/17/2014 5:00:00 AM

Los dólares que mueve la tecnología

Se espera que las ventas de dispositivos tecnológicos continúen creciendo, pero a un ritmo más lento que los últimos diez años, con un techo estimado de cerca de US$800 millones anuales.

Las ventas globales de smartphones, tabletas, computadores personales, televisores y videoconsolas superarán los 750.000 millones de dólares en 2014, hasta 50.000 millones de dólares más que en 2013 y casi el doble que la cifra total de 2007.

Así lo predice Deloitte, que señala que las ventas globales combinadas de estos cinco productos han crecido notablemente desde 2003, y han registrado una tasa anual de crecimiento compuesto  a cinco años de entre el 6% y el 12% anual a lo largo de un decenio  (aunque el crecimiento interanual ha fluctuado desde un máximo del 27% en 2010 a un mínimo del -3% en 2009, el año de la recesión). 

Sin embargo, podría estar acercándose al límite: se espera que las ventas continúen creciendo, pero a un ritmo más lento que los últimos diez años, con un techo estimado de cerca de 800 millones de dólares anuales. 

Estas cinco categorías de dispositivos electrónicos para el consumidor están estrechamente relacionadas en el sentido de que son, actualmente, las cinco más importantes en cuanto a su valor en dólares, son multifuncionales, y cada una de ellas desempeña un papel clave en el consumo de ocio y medios. 

Asimismo, estos cinco dispositivos se han beneficiado de tecnología común, como los procesadores y las pantallas (excepto las videoconsolas, todos los demás dispositivos utilizan tecnología LCD de alta resolución).

Por el contrario, otros importantes segmentos, como las videoconsolas portátiles, los eReaders y los móviles de gama media, tienden a centrarse en una única función y, por tanto, su impacto es más reducido en el consumo general de ocio y medios.

El crecimiento simultáneo de estos cinco dispositivos ha creado un círculo virtuoso a lo largo del último decenio. Por ejemplo, para suministrar el inmenso volumen de pantallas LCD necesarias para los grandes televisores planos de alta definición, los fabricantes construyeron plantas capaces de producir, para 2013, hasta 400 millones de metros cuadrados de pantallas anualmente. 

Esto presionó los precios de las pantallas de portátiles a la baja, lo que a su vez centró la investigación y el desarrollo en pantallas mejores y más pequeñas, y llevó finalmente a las pantallas de alta resolución de los smartphones y las tabletas, que hicieron que estos dispositivos fueran mucho más atractivos y útiles.

También se ha dado un círculo virtuoso con las memorias de los discos de estado sólido: la necesidad de gigabytes de memoria flash para cada uno de los miles de millones de smartphones y tabletas creó nueva capacidad de fabricación e incrementó los volúmenes de producción, lo que redujo los precios y, a su vez, contribuyó a la creación de potentes consolas y ultrabooks.

Asimismo, las masivas economías de escala bajaron los precios de ordenadores, tabletas y smartphones de las gamas más bajas, de forma que un gran número de familias con escaso poder adquisitivo en los mercados emergentes y desarrollados pudieron permitírselos. 

Esto hizo que la implantación fuera aún mayor, y permitió la aparición de dispositivos aún más baratos, como los smartphones de 100 dólares. Por otro lado, el círculo virtuoso no sólo ha permitido la aparición de smartphones de bajo costo, sino que también ha hecho posible la mejora continua de los mismos, así como la comercialización de tabletas de 100 dólares.

Estos factores mutuamente beneficiosos permitieron que las cinco categorías de dispositivos creciesen a una tasa anual de crecimiento compuesto media agregada del 11,8% entre 2004 y 2014 (estimación), casi cuatro veces más rápido que el sector subyacente de los semiconductores, y casi el doble de rápido que el PIB global, que en dólares constantes aumentó a una tasa anual del 6% entre 2004 y 2014 (estimación).

Computadores personales

Sin embargo, esta asombrosa tasa de crecimiento parece estar alcanzando su techo. Entre 2006 y 2012 las ventas anuales de la industria del computador personal oscilaron en una estrecha banda de 210.000-240.000 millones de dólares. Sin embargo, en 2013 las ventas disminuyeron un 12% hasta caer por debajo de los 200.000 millones de dólares, y muchos analistas prevén un descenso adicional del 4% en 2014.

Un declive constante en el precio medio de venta supone que, mientras que las ventas de unidades de PC pueden contraerse por debajo del 5% anualmente a lo largo de los próximos cinco años, los ingresos pueden caer a un ritmo mucho más rápido.

Televisores

El mercado de los televisores también se ha estado contrayendo desde que alcanzó su pico en más de 115.000 millones de dólares en 2011: tecnología 3D, conectividad integrada y control de voz y gestos no han persuadido a los consumidores para que cambie a un televisor más moderno con más frecuencia o de precio más elevado.

Los precios medios de venta de los televisores han estado cayendo lentamente desde 2007; no obstante, dicha erosión podría ralentizarse, o incluso revertirse esta tendencia a la baja, a lo largo de los próximos cinco años gracias a la demanda de televisores 4k de Ultra Alta Definición (UHD), que, probablemente, alcanzarán precios muy elevados. 

Sin embargo, aun con este posible impulso, se espera que la venta de televisores en 2018 aumente en menos de 10.000 millones de dólares con respecto a la cifra estimada para 2014 de 105.000 millones de dólares.

A finales de 2013 se han lanzado al mercado nuevas videoconsolas. Aunque las cifras iniciales para las ventas combinadas en mercados donde ya se han puesto a la venta han sido superiores a las de generaciones anteriores de consolas, es poco probable que este sector, que supone en torno a 10.000 millones de dólares al año, marque una gran diferencia en la cifra esperada de más de 750.000 millones de dólares.

Smartphones

Estas tendencias sugieren que los smartphones y las tabletas deben ser los principales motores de crecimiento en el mercado de la sala de estar conectada a Internet.

Las ventas de smartphones deberían seguir aumentando, tanto en términos de unidades como de ingresos, pero la tasa de crecimiento es probable que disminuya. A escala global, los móviles de gama media representan ya un porcentaje minoritario de las ventas: el punto álgido de la curva de crecimiento para la transición al smartphone ya ha pasado.

El ciclo de modernización del smartphone se está alargando cada vez más: aunque algunas personas todavía hacen cola para ser los primeros en tener el móvil más puntero del mercado, el consumidor medio está satisfecho con su actual teléfono durante más tiempo que en 2008 y 2009, cuando cada nuevo modelo suponía una mejora espectacular con respecto al modelo anterior. 

Entre 2007 y 2013 el ciclo de modernización de los móviles se alargó en más de un 25%, desde menos de 19 meses a más de 248. La mayoría de las ventas de smartphones a lo largo de los próximos cinco años tendrá lugar, probablemente, en los países en desarrollo. Estos compradores sensibles a los precios ya están teniendo un impacto en los precios medios de venta: a finales de 2013 el descenso en el precio de los smartphones hizo disminuir también el precio medio de venta de los móviles en general en un 4%.

Aunque se espera que las ventas de smartphones aumenten en 2014 hasta aproximadamente 375.000 millones de dólares, lo que supone un incremento del 12% interanual, en 2018 se espera que alcancen los 430.000 millones de dólares, sólo un 15% más en cuatro años.

Tabletas

En cuanto a las ventas de tabletas, se espera que en 2014 alcancen los 285 millones de unidades y que sobrepasen la barrera de los 100.000 millones de dólares. La bajada de los precios medios de venta está siendo ocasionada por el aumento de la cuota de las tabletas compactas (8,5 pulgadas o menos), que normalmente tienen precios más bajos.

Los precios medios de las tabletas de formato clásico (nueve pulgadas o más) están cayendo. En general, los precios de las tabletas cayeron un 10% en 2013 y, de continuar esta tendencia a la baja, es probable que las ventas  anuales de tabletas se mantengan en torno a la barrera de los 100.000 millones de dólares de aquí a 2018.

Los ingresos correspondientes a cada categoría podrían resultar algo más o menos elevados de lo previsto, pero las ventas combinadas para las cinco categorías se mantendrán, probablemente, bastante constantes y predecibles, estabilizándose en torno a los 800.000 millones de dólares anuales después de un decenio de crecimiento de doble dígito.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?