Dinero.com Revista Dinero

En un futuro los cargadores dejarían de ser utilizados para dar paso a nuevas tecnologías que permitan, por ejemplo, prescindir de los cables.

| 1/12/2013 12:00:00 AM

Pronto podrá cargar su smartphone sin cable

Cada vez las baterías se están agotando más rápido, forzando a la industria a buscar soluciones que incluyen la alimentación sin cables, lo cual puede proporcionarles a los consumidores una recarga de energía en movimiento.

¿La batería de su teléfono inteligente está a punto de acabarse? Usted no está solo. Con millones de dispositivos móviles realizando cada vez más tareas, las baterías se están acabando más rápido, llevando a la industria a buscar soluciones como la alimentación sin cables.

Muchas soluciones a este problema se están mostrando en el Salón de Electrónica de Consumo (CES, por sus siglas en inglés) celebrado en Las Vegas esta semana, pero los consumidores pueden sentirse confusos por el número de plataformas y normas que compiten en este rubro.

El Wireless Power Consortium, que reúne un centenar de empresas, llegó para promocionar su norma llamada Qi, que permite cargar un aparato posándolo simplemente encima de un cargador, sin tener que enchufarlo. Este sistema reivindica ya 130 tipos de aparatos compatibles y unos 10 millones de dispositivos en total en uso.

"Éste es el único consorcio que tiene productos reales en el mercado", afirmó CJ Moore, de Fulton Innovation, una de las firmas tecnológicas que se encuentran detrás del grupo, que también incluye a Nokia, LG, Panasonic y Texas Instruments.

En este sentido, Moore mostró en el CES la variedad de estaciones de carga que pueden utilizarse, que pueden ser instaladas a domicilio, pero también en los aeropuertos y en los cafés.

Los analistas de IHS esperan que la industria crezca hasta los 100 millones de unidades vendidas en 2015.

La empresa francesa Gidophone ya instaló un centenar de estaciones de recarga de pago Qi en Europa. "La reacción hacia nuestros kioscos ha sido fenomenal", afirmó Christian Pineau, su vicepresidente encargado de las ventas, y la compañía tiene ahora la intención de extenderse a Estados Unidos.

Sin embargo, Qi no es la única plataforma de recarga presente en el CES.

De su lado, la Alliance for Wireless Power, que cuenta con 30 miembros, entre ellos Samsung, Qualcomm y Deutsche Telekom, prometió una solución de recarga "de nueva generación", utilizando otra norma que no es compatible con las demás.

"Los consumidores prefieren cargar varios aparatos al mismo tiempo", subrayó su presidente, Kamil Grajsk, durante una conferencia de prensa donde mostró diversos tipos de cargadores, como mesas de café o apoyabrazos de coches.

Pese a ello, Grajsk reconoció que la existencia de diferentes normas podría crear confusión en el consumidor. Pero "es un mercado competitivo. Ninguna empresa o grupo puede declararse vencedor", apuntó.

Aunque algunos grupos, como Samsung, son miembros de dos alianzas, aunque los representantes de la compañía ratificaron su compromiso con AWP.

Una tercera organización, bautizada como Power Matters Alliance y apoyada por Google, AT&T y Protecter & Gamble, y que utiliza su propia tecnología, anunció, por su parte, en Las Vegas que había ganado 30 nuevos miembros.

Su presidente, Ariel Sobelman, resaltó que reunía a "los líderes mundiales incontestables en sus categorías" y que trabajaba para crear "un verdadero ecosistema mundial".

Su norma está siendo probada en los cafés Starbucks de Boston, en cooperación con la firma de pilas Duracell, que pertenece a Procter & Gamble, y Delta Air Lines instaló estaciones de carga compatibles en los aeropuertos. General Motors prevé igualmente, según la alianza, utilizar el sistema en algunos de sus vehículos.

"Es como la batalla entre VHS y Betamax", las dos normas de video que se opusieron en los años 1980, apuntó Jack Black, un científico de la compañía DLS Electronics, que apoya la norma Qi. "Al final, el mercado impondrá una norma".

A la espera, la sociedad holandesa de semiconductores NXP produce componentes que podrían permitir a los cargadores utilizar diferentes normas. "Estamos reflexionando sobre una solución que permita reconocer el aparato y cargarlo", explicó su representante en el CES, Kai Neumann.

No obstante, también podrían emerger otras soluciones, como las baterías más duraderas, antenas mejoradas y aparatos que gestionen mejor su alimentación.

AFP
                                                               
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×