| 10/30/2012 6:00:00 PM

Microsoft vende 4 millones de actualizaciones de Windows 8 en tres días

El consejero delegado de Microsoft, Steve Ballmer, anunció que la compañía había vendido a particulares más de 4 millones de actualizaciones de su sistema operativo Windows 8 en los primeros tres días desde su lanzamiento.

Windows 8 debutó el pasado viernes como heredero de Windows 7, un software que vio la luz en 2009 y del que se han comercializado más de 630 millones de copias en todo el mundo.

El ejecutivo apuntó también que se habían enviado millones de licencias de Windows 8 a empresas.

Ballmer realizó ese anuncio en la jornada inaugural de la conferencia para desarrolladores Build que se está celebrando hasta el próximo día 2 de noviembre en Redmond, ciudad aledaña a Seattle, donde tiene su sede Microsoft.

Desde el pasado jueves, la compañía informática ha estado presentando su nueva línea de productos en torno al ecosistema Windows 8, una tecnología que adapta el tradicional sistema de ventanas al entorno actual en el que priman las aplicaciones, las pantallas táctiles y la integración entre dispositivos.

Microsoft desveló oficialmente el pasado jueves en Nueva York su remodelado sistema operativo, así como la tableta Surface.

El lunes en San Francisco, dio a conocer su nuevo software para teléfonos inteligentes, Windows Phone 8.

Windows 7 superó en agosto a Windows XP como el sistema operativo para ordenadores más popular.

Microsoft confía en que los cambios introducidos en Windows 8 incentiven las actualizaciones, ya que muchos usuarios aún funcionan con las versiones antiguas de su sistema operativo, entre las que destaca XP, vigente desde 2001 y cuyo ciclo de vida terminará en abril de 2014, cuando la empresa dejará de prestarle apoyo técnico.


EFE                                                                
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?