| 5/13/2013 7:00:00 AM

Cinco razones por las que una ciudad debe ser inteligente

Las TICs han sido un motor importante en el desarrollo de los gobiernos y de los países, por ellas se empieza a hablar más fuerte de ciudades inteligentes.

Como Ciudad Inteligente se entiende aquella que se apoya en las TICs para integrar los sectores y subsistemas de transporte, educación, salud, seguridad, recreación, comercio, servicios públicos, entre otros, con un fin único de mejorar la relación ciudad-ciudadano; sin embargo, no puede verse aislado el desarrollo de Ciudad Inteligente de los procesos que le preceden como son gobierno en línea y gobierno electrónico, entendiendo cada uno como:
  • Gobierno en Línea: define la forma como el gobierno y las entidades públicas ofrecen acceso a la información, a la ciudadanía y les permite, mediante el uso de las TICs, tener nuevos y más ágiles mecanismos de comunicación.
  • Gobierno Electrónico: define la forma como el gobierno y las entidades públicas pueden ser más eficientes en sus procesos, tanto internos como con la ciudadanía, mediante la implementación de sistemas de información integrados.
No es un secreto que desde el surgimiento de Internet, las TICs han sido un motor importante en el desarrollo de los gobiernos y de los países; en el mundo actual las TICs son herramientas fundamentales para el desarrollo de las instituciones. Hay cinco razones por las que cada ciudad debe trabajar fuertemente en el concepto de ciudad Inteligente:
  1. La aplicación de las TICs permite integrar, a través de procesos y herramientas de tecnología, los diferentes actores que componen el gobierno local, regional o nacional; logrando con esto ampliar cobertura, mejorar calidad y lograr eficiencia del ente público.
  2. El concepto de inteligencia está asociado a buscar que el ente sea incluyente con la ciudadanía, que la comunidad pueda participar de los procesos de control y gestión, y que tenga canales de comunicación efectivos que le permitan opinar y relacionarse con facilidad con el ente público. Una ciudad es inteligente cuando estimula la participación, la transparencia y la colaboración de la ciudadanía; cuando desarrolla tecnologías que simplifican la relación con la comunidad y descentraliza los trámites manteniendo el control, entre otros.
  3. Las TICs hacen accesible, transparente, equitativo y social la prestación de los servicios que conforman la ciudad; como educación, salud o movilidad, entre otros.
  4. Las TICs permiten implementar mecanismos de vigilancia, control y prevención de desastres; no sólo ayudan a identificar áreas de alto riesgo para la comunidad y desarrollar planes para su prevención, sino que tienen los mecanismos para agilizar la atención en el evento que se presenten, bajo los conceptos de oportunidad, calidad y eficiencia.
  5. A través de las TICs se pueden implementar estrategias y soluciones de generación de energía alternativa, y/o para implementar estrategias que reduzcan el impacto ambiental.
Es importante tener en cuenta que las TICs por sí solas no hacen que las ciudades sean inteligentes, es necesario que el conjunto de aplicaciones tengan como objetivo principal y eje central la función social del estado; que los esfuerzos estén enfocados en generar bienestar y asegurar el acceso de todos a los servicios, pensando en el desarrollo integral del ciudadano desde lo social y lo económico.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?