Dinero.com Revista Dinero

El festival de la ciudad de Parintins, con toda la cultura amazonas, y los carnavales de Salvador de Bahía, Olinda y Recife son solo algunas de las muchas muestras que ofrece Brasil.

| 12/17/2012 12:00:00 AM

Todo un mundo por descubrir

Playas de siete colores, cálida arena, zonas selváticas, bosques, gastronomía exorbitante, fauna, historia, tradición, diversidad de culturas y gente linda. Qué más se le puede pedir a la vida, qué más se le puede pedir a Brasil.

Si hay una lista de lugares a los que se debe ir antes de dejar este mundo, Brasil debe ser uno de ellos. El país verdeamarelho es un destino fascinante gracias a su riqueza natural y la diversidad que se encuentra por todos sus rincones. Con 9.200 kilómetros de playas sobre el océano Atlántico y un clima delicioso todo el año, Brasil se ha convertido en uno de los destinos preferidos de quienes quieren disfrutar de balnearios, aguas tibias, días soleados y cielo azul: Río de Janeiro, Línea Verde, el santuario ecológico de Fernando de Noronha, Búzios y Porto Seguro son algunos de los destinos más codiciados por los turistas.

Pero este país no solo brinda destinos de playa y sol, pues tiene además ciudades ideales para el turismo cultural. La más grande muestra es el carnaval de Río de Janeiro que cada año, durante cinco días, convierte a esa ciudad en la capital mundial de la samba, el color y la alegría. Este año cerca de 215.000 turistas extranjeros pudieron disfrutar de esta fiesta.

Además, en todo el país se puede disfrutar de fiestas y manifestaciones culturales. El festival de la ciudad de Parintins, con toda la cultura amazonas, y los carnavales de Salvador de Bahía, Olinda y Recife son solo algunas de las muchas muestras que ofrece Brasil.

Y a quienes quieran descubrir la historia detrás de este gigante suramericano les encantará visitar Salvador de Bahía, Río de Janeiro y Diamantina, en donde la arquitectura los devolverá en el tiempo. Los que deseen ahondar un poco más podrán visitar el parque nacional de la sierra de Capibara en donde se encuentran 129 yacimientos arqueológicos, 40.000 pinturas rupestres con edades de entre 6.000 y 9.000 años y los más antiguos vestigios de la humanidad en América.

Los aficionados al ecoturismo también podrán encontrar varias opciones, pues Brasil tiene una gran variedad de paisajes y ecosistemas: cañones, sierras, llanuras y zonas selváticas son parte de lo que ofrece el país de la samba.

En la región de la Amazonía, además de cientos de selvas vírgenes, se encuentra uno de los mayores complejos naturales del mundo: la reserva Mamirauá, en donde se concentra el 20 por ciento de las especies vivas del planeta y pueden verse unas 600 especies de pájaros y 1.500 de peces. Si esto no es suficiente, en Manaos los visitantes pueden descansar en los famosos hoteles selva, practicar la pesca deportiva en Barcelos, el mayor productor de peces ornamentales del mundo, o descansar en la isla de Marajó, el más grande archipiélago fluvial-marítimo del planeta.

Quien visite Brasil no podrá perderse, además, las 275 caídas de agua de más de un kilómetro en el patrimonio natural de las Cataratas de Iguazú; tampoco podrá dejar de visitar el llano del Pantanal, que entre noviembre y abril de cada año se convierte en el humedal más grande del mundo y en los meses restantes, durante la sequía, se transforma en una llanura en donde pueden verse más de 80 especies de mamíferos. Además de estos lugares, los 57 parques nacionales del país se pueden visitar en cualquier temporada.

Si lo que se quiere es un viaje de negocios, Brasilia ofrece opciones excelentes, gracias a su arquitectura moderna, el gran número de plazas para hospedarse y los 460 lugares para realizar convenciones; cada año la capital brasileña recibe cientos de congresos y eventos empresariales.

Con todas estas opciones Brasil se ha convertido en todo un mundo por descubrir que ya ha seducido a personas de todo el globo. A fines de 2011, según el Instituto Brasileño de Turismo, Embratur, el país recibió a 5,4 millones de turistas, rompiendo el récord establecido en 2005 de 5,3 millones. De ellos, cerca del 45 por ciento fueron sudamericanos, un 30 por ciento fueron europeos y el quince por ciento, norteamericanos.

La cuota colombiana estuvo presente también. Según Antonino Mena Gonçalves, embajador de Brasil en Colombia, en los últimos años ha aumentado el número de colombianos que visitan el país de la samba, así como también se han incrementado los turistas brasileros atraídos por el país cafetero.


A la mesa
La comida brasilera también es muestra de las mezclas culturales e históricas del país. La rica gastronomía que hoy se puede disfrutar a lo largo y ancho de Brasil es resultado de la contribución de los nativos, los portugueses y los inmigrantes que llegaron.

Por lo mismo es imposible hablar de una gastronomía brasilera, pues hay varias: en el norte hay una gran influencia indígena y portuguesa, por lo que los platos con pescados y frutas tropicales son muy comunes; en el noreste la herencia africana y europea se funde con la americana en la preparación de los mariscos, las carnes y los sabores picantes; en el centro oeste puede disfrutarse de una variedad de pescados y carnes de res y cerdo; en el sureste los protagonistas son el arroz, la carne seca, el pavo y la feijoada; finalmente, la región del sur se caracteriza por su gastronomía gaucha de parrilladas de carnes frescas.

Si no hay posibilidad de acudir a todos estos lugares para probar la más diversa gastronomía, la ciudad de São Paulo, la capital culinaria de Brasil, tiene cientos de restaurantes especializados en los que el turista podrá disfrutar de la moqueca de peixe (cocido de pescado), frango caipira (pollo campesino), pato no tucupi (pato cocido en salsa silvestre), la feijoada (frijoles con trozos de cerdo) y muchos otros platillos.


¿Cuánto le cuesta viajar a Brasil?
• Cataratas de Iguazú: desde 243 dólares (no incluye costo de pasajes).
• São Paulo: desde 359 dólares (no incluye costo de pasajes).
• Río de Janeiro: precios desde 448 dólares (no incluye costo de pasajes).
• Salvador de Bahía: precios desde 306 dólares (no incluye costo de pasajes).
• São Paulo, Paraty, Río de Janeiro: desde 1190 dólares (no incluye costo de pasajes).
• São Paulo, Salvador y Río de Janeiro: desde 1.439 dólares (no incluye costo de pasajes).                                                                

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

>

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×