Revista Dinero

Cada día las personas tienen smartphones con aplicaciones de redes sociales, y muchas otras funcionalidades que implican una conexión a Internet estable y que permita que todos accedan a lo que quieren.

| 6/9/2013 12:00:00 PM

Ya no se puede vivir sin Internet

Comenzando con las redes de cobre hasta los últimos desarrollos en fibra óptica, la banda ancha ha recorrido un largo camino para hacer parte de la vida de las personas.

Con el paso del tiempo parece como si Internet hubiera estado toda la vida con nosotros, como si fuera otro servicio como el agua potable o la luz. Pero esto no es así. La banda ancha ha hecho un largo recorrido para llegar a los hogares y oficinas y brindar más y mejores servicios. Desde las redes de cobre, pasando por lo último en fibra óptica, la banda ancha tiene ahora un nuevo reto: suplir las nuevas necesidades de los usuarios en Internet.

“Al comienzo las personas se preguntaban por qué tener una conexión de banda ancha en sus casas. Explicar que Internet iba más allá de enviar correos y chatear fue un trabajo arduo. Ahora lo que los usuarios usan Internet para acceder a servicios en línea, aplicaciones y en especial la transmisión de video ha llevado a la banda ancha a evolucionar”, comenta Gustavo Tonini, director de Soluciones de Alcatel-Lucent para América Latina.

El ecosistema de la banda ancha


El paso del tiempo ha hecho que Internet tenga un nuevo ecosistema del que surge la creciente demanda de datos. Cada día las personas tienen smartphones, tablets, y dispositivos inteligentes con aplicaciones de redes sociales, y muchas otras funcionalidades que implican una conexión a Internet estable y que permita que todos accedan a lo que quieren.

Servicios que permiten tener archivos en la nube y el poder acceder a películas y todo tipo de videos en alta definición son de los que más atraen a las personas, pero al mismo tiempo generan mayor tráfico y  hace que la red se sature. Los operadores son los encargados de avanzar en la tecnología de redes para hacer que todos puedan beneficiarse de la banda ancha.

Las redes de cobre: aún muy funcionales


La tecnología de acceso a Internet sobre redes de cobre es aquella que permite que los datos viajen por medio de la línea telefónica. En un comienzo todo parecía normal, pero si se compara con la velocidad de una red actual se brindaban velocidades muy bajas, solo de 160 Kbsp.

La tecnología evolucionó con el tiempo al pasar a ADSL y VDSL que permiten la transmisión óptima, por ejemplo, para hacer una video llamada y tener todos los servicios actuales.

La tecnología ha evolucionado para brindar mayores velocidades sobre el cobre lo que permite dar servicios más avanzados, sin necesidad de ir directamente a la fibra al hogar (GPON). Del dial-up, que significa mandar datos a través de las centrales telefónicas que manejaban las comunicaciones de voz, se pasó al ADSL que permitía dar un ancho de banda importante en distancias de hasta 3 Km. En la medida que se necesitó mayor ancho de banda aparecieron otras tecnologías como el VDSL, que posibilitaron mayores velocidades a una menor distancia: con esto ya se introducía fibra en el acceso cada vez más cerca del usuario final.

El problema es que estas mayores velocidades creaban interferencia. Una nueva tecnología, el vectoring, que cancela la interferencia, ha permitido que esto pueda hacerse sin inconvenientes.

La fibra óptica: con GPON llegando hasta la casa


PON es la tecnología de fibra óptica que permite mayor transmisión y recepción de datos a través de una sola fibra, que llega hasta al hogar o  edificio. Con GPON se obtienen mayores velocidades a una mayor distancia, lo que permite que ya no solo se pueda acceder a un servicio, sino tener varios al tiempo: un televisor inteligente viendo un programa en streaming, un smartphone que actualiza redes sociales y un computador en el que se navega, en el mismo lugar.

Al crecer las necesidades de datos, GPON se ha popularizado entre los operadores. En Japón,  Sou Cable Net la adoptó en 2008 para poder brindar fibra al hogar a más de 10 millones de suscriptores.

En 2009 en Holanda, OONO quiso brindar a servicios de telefonía y transmisión de video por Internet. La empresa de energía de Jönköping Energi en Suecia desarrolló la red de GPON para toda la ciudad, y ahora tienen un 98% de conectividad a Internet.

En Latinoamérica, Gtd Manquehue en Chile comenzó a implementar GPON en Santiago, la capital del país, para poder ofrecer servicios de televisión por medio de protocolo IP (IPTV) y video por demanda (VoD). En Colombia los operadores ya se están preparando para la implementación de esta tecnología.

“La implementación de las redes GPON requiere un aliado con conocimiento que le ayude a los operadores a identificar cómo pueden combinar la tecnología que ya tienen instalada con GPON. Alcatel-Lucent tiene la experiencia de trabajar con diferentes clientes a nivel mundial para crear soluciones óptimas y eficientes para los usuarios”, concluye Tonini.

Los operadores deben tener en cuenta lo que sucede: a partir de los diferentes cambios en el ecosistema hay más tráfico y demanda. Al avanzar en infraestructura no sólo se suplen las necesidades actuales, también aparecerán más contenido, más aplicaciones y más oportunidades de negocio para todos los usuarios.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×