| 9/18/2013 5:10:00 PM

Ya se empezó a mover la taquilla

Miles de aficionados ya hicieron fila en Barranquilla para comprar entradas para el penúltimo partido de las eliminatorias suramericanas, entre Colombia y Chile.

Pese a que las boletas se pusieron a la venta hoy, muchos aficionados estaban haciendo fila desde el domingo frente a los dos puntos de venta con tal de asegurarse la entrada al Estadio Metropolitano, de Barranquilla, el próximo 11 de octubre, día en que los colombianos aspiran a sellar su paso al Mundial tras 16 años de ausencia.

La policía tuvo que desplegar a unos 200 miembros de esa institución para mantener el orden entre los aficionados, que en los tres últimos días durmieron en la fila y aguantaron sol y lluvia para poder comprar las boletas para el partido en el Metroplitano, que tiene capacidad para 50.000 personas.

Los encargados de la venta expresaron su preocupación por una posible red de revendedores, que se estarían quedando con la mayoría de entradas destinadas al público.

"Estamos vendiendo cuatro boletas por cédula (documento de identidad), pero pensamos que de las 3.000 mil personas que están en las filas, todos son revendedores", aseguró hoy a periodistas Ricardo Ossa, presidente de la firma Ossa y Asociados, encargada de la venta de las entradas.

Ossa manifestó que por internet se vendieron 12.000 entradas que estuvieron disponibles para aficionados de todo el país.

Los precios de las entradas oscilan entre $50.000 pesos la más barata, y $240.000 la más cara.

Colombia ocupa el segundo lugar en las eliminatorias suramericanas con 26 puntos y sólo necesita uno para asegurarse la plaza en Brasil 2014, mientras que Chile está tercero con 24 unidades.

EFE / D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?