| 4/1/2013 5:45:00 AM

¿Y qué pasa con la regulación?

Aunque la Alcaldía Mayor junto con la Secretaría de Movilidad quien determina las tarifas de éstos establecimientos, son las Alcaldías locales, quienes tienen bajo su cargo la responsabilidad de controlarlos.

Entre tantas instituciones que podrían velar por la responsabilidad que tienen los parqueaderos -en diversos sentidos-, tal como la Superintendencia de Sociedades que verifica la contabilidad y ganancia de éstos, (sólo los registrados), la Superintendencia de Industria y Comercio y la Confederación Colombiana de Consumidores que vela por el proteccionismo del cliente o usuario, y la Secretaría de Movilidad que establece la normatividad y precios a cobrar de los establecimientos; al parecer las únicas que tienen injerencia en la verificación y control de las tarifas de éstos, son las Alcaldías de cada localidad.

“A pesar de que el control del cobro de la tarifa está a cargo de las Alcaldías Locales y de que es obligatorio que los parqueaderos informen a la respectiva autoridad local los factores de nivel de servicio para liquidar la tarifa, así como publicar en lugar destacado el valor a cobrar y copia de la radicación, esto parece en ciertas ocasiones, - muchas-, no cumplirse”, aseguró el concejal Javier Palacio Mejía, quien ha batallado por el justo precio en los parqueaderos y fuera autor del Acuerdo del 2008, con el que se logró racionalizar el cobro de servicio de parqueadero público fuera de la vía.

Y es que desde 2011, los automóviles, camionetas, camperos y vehículos pesados pagan entre $ 38 y $95 por minuto de parqueo, según su ubicación y nivel de servicio, al tiempo que las motocicletas pagan entre $27 y $67 por minuto. Algo que los usuarios capitalinos objetado siempre por lo costoso que implica para éstos el servicio.

Sin embargo, el inconformismo no para allí. Parqueaderos públicos con tarifas más altas de lo establecido por la norma, los precios de los centros comerciales y algunas clínicas, han hecho que este tema sea una queja constante en el público.

“A los alcaldes locales parece que les quedó grande la labor y los únicos perjudicados acá han sido los bogotanos”, reiteró Palacio Mejía.

Sin embargo, en las Alcaldías Locales consultadas por Dinero.com, revelaron que al realizarse los controles respectivos para la verificación del precio, no se han encontrado muchos establecimientos fuera del margen.

“Son muy pocos los establecimientos que exceden los $95, por lo que no vemos que haya una ‘crisis’ en este aspecto. Ahora, frente a la determinación de los precios, esto es algo avalado por ley, así que mientras se mantengan los parqueaderos bajo esta normativa, no podemos hacer mucho más, frente a las quejas por los costos de parqueo”, señalaron fuentes cercanas a las Alcaldías Locales.

En septiembre pasado, el concejal Javier Palacio Mejía denunció algunas faltas en establecimientos de parqueo reconocidos en la ciudad.

“En la capital hay parqueaderos como el que queda en el ascenso a Monserrate, que según el acuerdo 356 de 2008 reglamentado por el decreto 550 de 2010; por estar en una factor de demanda zonal 0.8 y con características, a nivel, piso en concreto o asfalto está autorizado para cobrar $53 por minuto. Sin embargo cobra por cuartos de hora lo que viola el acuerdo, no registra póliza de seguros en el tiquete de parqueo y lo más grave, está cobrado a $207 el minuto”, denunció el concejal.

De igual manera, trajo a colación el caso del parqueadero del Centro Comercial Andino que mediante el mismo acuerdo y por estar asociado a un uso debería cobrar $48. Sin embargo, está cobrando $150 el minuto y en ninguna parte del parqueadero esta visible la tarifa por minuto como lo ordena el acuerdo.

Pero Palacio Mejía, resalta que el caso más común y recurrente en toda la ciudad, es la de los parqueaderos de un solo nivel, sin techo que solo pueden cobrar entre 38 y 67 pesos por minuto de acuerdo a sus características pero la gran mayoría esta cobrando una tarifa que oscila entre los $95 y $100.

También en el Centro Comercial Unicentro a pesar de que existen dos modalidades de parqueo, a nivel de piso y en altura, la tarifa se cobra por igual sin discriminar de acuerdo a la modalidad como lo ordena la ley.

Es así como aún quedan inconformidades en la población, y bajo el establecimiento de altas tarifas, entidades con baja rigurosidad en el control y el aprovechamiento de algunos establecimientos la situación parece no tiene un tiempo cercano para cambiar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?