| 6/23/2013 10:00:00 AM

Wayra, de Telefónica, tiene el corazón latino

"Wayra tiene el corazón latino", afirmó Gonzalo Martín Villa, consejero delegado de esta red de academias de emprendedores de Telefónica, que cuenta con siete centros en otros tantos países de Latinoamérica.

En una entrevista con Efe, Martín Villa ha recordado que la primera academia se abrió en Colombia. Hoy Wayra esta presente también en Argentina, Brasil, Chile, México, Perú y Venezuela.

"Telefónica llevaba muchísimo tiempo en Latinoamérica y nos dimos cuenta del talento que había y que no se desarrollaba por falta de oportunidades o se iba al Silicom Valley. Queríamos dar una oportunidad a los emprendedores en el país en el que viven", explicó.

Así nació Wayra, para ayudar al talento local a expandirse, ya que con la red de academias es muy fácil llevar un proyecto de un país a otro.

Martín Villa ha explicado que un tercio de los 21.000 proyectos que se han presentado en los dos años de existencia de Wayra, se han seleccionado 246 y de ellos 150 han sido para las academias latinoamericanas.

Telefónica ha invertido ya 10 millones de euros en esas 246 empresas emergentes seleccionadas, con una inversión media de 50.000 dólares por proyecto en Latinoamérica y de 40.000 euros en Europa.

Entre los emprendedores latinoamericanos y los europeos no hay diferencia en cuanto a ganas de emprender y sus capacidades, ha dicho Martín Villa, pero si "vemos que los equipos latinoamericanos tienen un perfil técnico, hay más desarrolladores, más ingenieros y en cambio en Europa hay más gente del mundo de los negocios".

El perfil del emprendedor Wayra es el de una persona de 29 o 30 años, que ha pasado previamente por una gran empresa, que siempre ha tenido un proyecto pensado y que ahora ve el momento de hacerlo, ha explicado el consejero delegado, pero "lo que no tenemos es gente en paro que ahora tenga que emprender o que crea que su salida es el emprendimiento".

Martín Villa ha señalado que todavía es pronto para juzgar la tasa de fracasos y de éxitos en Wayra.

"Llevamos dos años y normalmente las rentabilidades económicas llegan en 4 o 5 años, pero sí vemos proyectos que, tras su paso por Wayra, están recibiendo financiación adicional y sus equipos están funcionando muy bien. Nos encanta verlo y hay bastantes en esta situación, por lo que estamos muy contentos".

La relación de estas empresas emprendedoras con Telefónica, una vez que salen de Wayra, ha supuesto todo un reto, ha explico Martín Villa, ya que la compañía está acostumbrada a relacionarse con grandes proveedores, como Cisco, Ericsson o Huawei, y ahora se trata de proveedores que se llaman Pedro o Juan y que tienen una aplicación que vender.

Pero los emprendedores tienen un poder de convicción enorme, ha dicho, y Telefónica tiene ya relaciones comerciales con el 31 % de ellos.

Esto ha supuesto una transformación interna para Telefónica, ha dicho. "Ha sido muy bueno para la compañía, ya que se ha vuelto más flexible y aprende a evolucionar en un mundo digital que va muy deprisa". 

EFE/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?