| 7/28/2014 7:20:00 AM

Cali selló el regreso de KLM a Colombia

El Grupo Air France KLM es uno de los principales actores en la industria del transporte aéreo en el mundo. Operó en el país desde 1992 hasta 1995 y hoy regresa con mayor ambición. Pieter de Man, gerente general de Air France y KLM para los países andinos y Centro América, le contó a Dinero de qué se trata esta nueva jugada.

¿Por qué se fueron del país y ahora deciden volver?
En 1995 nos tuvimos que ir debido a las limitaciones que había en los derechos comerciales negociados entre Holanda y Colombia para operar vuelos. En ese momento operábamos un vuelo a la semana y queríamos aumentar a dos, pero el gobierno no nos otorgó esa posibilidad y no era rentable quedarnos entonces preferimos irnos. Hoy en día la situación ha cambiado y la negociación que hay entre ambos países es un acuerdo muy abierto que permite operar el número de frecuencias que se deseen entre las dos naciones. Un factor que también es muy importante y que facilitó el regreso a Colombia es el buen momento económico del país y las buenas perspectivas para un futuro a corto y mediano plazo.

¿Por qué van a hacer parada en Cali?
La razón detrás de esta decisión está relacionada con las limitaciones que la altura de Bogotá le impone a la carga del vuelo. Por un lado esta eso y por el otro, desde hace un año KLM ha estado estudiando el mercado de la situación colombiana y cómo podríamos hacer para volar acá. Llegamos a la conclusión de que Cali es un mercado muy importante y muy dinámico a nivel económico. Es una combinación perfecta: por un lado solucionamos el tema operativo, que por estar mucho más abajo que Bogotá nos va a permitir transportar las cargas que necesitemos; y por otro lado, por el dinamismo comercial de la ciudad. Entonces decidimos llenar los vuelos en Cali y no solamente es la capital del Valle quien se beneficia, sino también el Eje Cafetero y toda la zona en torno al Puerto de Buenaventura, que es tan activa económicamente y ha crecido tanto.

¿Qué tipo de carga o qué productos se van a movilizar a través de ustedes?
A nivel de carga la relación de Colombia y Ámsterdam es básicamente un tema de exportación de productos frescos en el caso de Colombia, la gran mayoría son flores, aunque también hay algunos vegetales que saldrán de Bogotá y harán parada en Cali, así nosotros podríamos garantizar que llevamos toca la carga que tenemos para llevar en estos 3 vuelos a la semana. Nuestros cálculos son que podríamos llevar unas 23 toneladas de carga en cada vuelo ida y regreso. No solo serán exportaciones, sino también importaciones de lo que necesita el país. Por ejemplo en la industria azucarera se requieren repuestos para maquinaria, fertilizantes o insumos relacionados con los cultivos.

¿Por qué empezarán a operar hasta el 31 de marzo de 2014?
Si tuviéramos el avión o el tipo de avión que es el 777-200 disponible en este momento, arrancaríamos desde mañana mismo, pero no es el caso. KLM está en un proceso de renovación de su flota y en este proceso hay pocos aviones 777-200. Vamos a contar con los aviones que necesitamos el 31 de marzo del año entrante. Tendremos tres vuelos semanales en una ruta circular que será Ámsterdam - Bogotá - Cali regresando directamente a Ámsterdam los días martes, jueves y sábados. El Boeing cuenta con capacidad para 318 pasajeros y calculamos que fácilmente un 75% de la ocupación del vuelo van a ser pasajeros que vienen a Colombia por turismo lo que va a tener una influencia muy importante en la industria hotelera en la industria turística.

¿Cuánto va a costar un pasaje?
El valor de un tiquete que viene de Ámsterdam a Bogotá es del orden de US$1.100 en una temporada baja o intermedia y en alta temporada va a subir un poco más este precio. Este precio incluye todos los impuestos y los cargos aeroportuarios.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?