| 11/25/2014 6:30:00 PM

Vuelo directo entre Colombia y Holanda

Se firmó un acuerdo, donde la aerolínea KLM operará a partir de marzo de 2015 vuelos sin escalas en la ruta Amsterdam-Bogotá-Cali.

Colombia y Holanda suscribieron en Bogotá un acuerdo de servicios aéreos que servirá para ampliar el turismo, el comercio y la inversión entre ambos países mediante vuelos directos, informaron fuentes diplomáticas. La firma del acuerdo la hicieron la canciller colombiana, María Ángela Holguín, y la ministra de Comercio Exterior y Cooperación al Desarrollo de Holanda, Lilianne Ploumen.

La ministra holandesa manifestó su complacencia porque el tiempo de viaje entre Amsterdam y Bogotá, que podía tardar hasta 26 horas por las escalas, "se reduzca a la mitad con este acuerdo que comenzará a finales de marzo".

Para Holguín, el acuerdo "corresponde al interés de ambos países en ampliar los flujos de turismo, comercio e inversión" y también para fortalecer los vínculos políticos, económicos y de cooperación.

La canciller colombiana señaló que el acuerdo se logra en un momento "fundamental" para las relaciones entre Colombia y los países de la Unión Europea (UE) por la próxima eliminación del requisito del visado de Schengen para los ciudadanos del país suramericano.

La Comisión Europea adoptó el pasado 29 de octubre en Bruselas dos informes que concluyen que Colombia y Perú cumplen con los requisitos para prescindir de visado de entrada en el espacio Schengen, lo que constituye un paso más hacia la eliminación de ese requisito para viajes de hasta 90 días.

Colombia espera que la decisión de eliminar el visado se concrete a mediados del año entrante.

Ploumen definió el acuerdo aéreo como "oportuno" porque "es tiempo de profundizar en esta amistad, para intensificar nuestra relación en el área de tratados y campos relacionados".


EFE/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?