| 1/21/2014 12:00:00 AM

Licorera de Caldas creció en ventas

La Industria Licorera de Caldas, registró durante 2013 un incremento del 13% en sus ventas totales.

La Industria Licorera de Caldas (ILC) registró el mejor nivel en reducción de inventarios, 50 %, lo que permitió también la disminución de costos de producción, según los informes evaluativos de la empresa.

Ese ahorro de inventarios representa para la ILC la rebaja de los costos en materias primas por cerca de $1.300 millones; en envases y empaques $2.400 millones, y en productos terminados una reducción de $2.100 millones.

“Se dejó de comprar por un valor de $8.400 millones, porque realmente no se necesitaba. La estrategia de antes era diferente, se compraba, se mantenían en las bodegas y se iba consumiendo en el tiempo, lo cual se convertía en un problema debido a la obsolescencia y a los grandes volúmenes de botellas en inventario que se deterioraban. Así se redujo el ciclo de inventario e impactamos directamente el ciclo de caja”, expresó Felipe Zuluaga Varon, director del equipo de logística.

Lo que le conviene a la ILC es tener más productos terminados en bodegas que materias primas e insumos.
“De nada nos sirve tener botellas, tapas, etiquetas guardadas, lo que nos sirve es tener ron y aguardiente para cuando lo pida el cliente, poder atenderlo eficientemente”, agregó el funcionario.

De acuerdo con los datos comparativos de producción de la ILC, en el año 2012 se elaboraron 21 millones 206 mil 705 unidades reducidas a 750 ml y para 2013 se fabricaron 21 millones 304 mil 621 unidades. Estas cifran indican que se produjeron 100 mil unidades más con menos dinero invertido.

Una de las estrategias que ejecuta la ILC consiste en aplanar la curva de producción, en el sentido de que sea más alta en los primeros meses para afrontar la demanda fuerte de final de año.

Resultado de este plan es el incremento de la meta de cumplimiento en las entregas de los productos a los clientes que durante el segundo semestre del año atiende entre 80% y 85% de las ventas, con un cumplimiento superior a 97% en comparación con el año 2012 que fue de 79%, lo que significa un incremento y una atención de 18 puntos porcentuales.

“Esto quiere decir que por cada 100 unidades que nos pedían, entregábamos 79, mientras que hoy por cada 100 que nos piden entregamos 97 unidades. Aquí tenemos un cliente satisfecho totalmente y un consumidor que tiene al día su producto”, explicó Zuluaga.

En el año 2013 se rompió la tendencia de caída en ventas que se venía presentando desde 2010. El año 2010 finalizó con ventas cercanas a $109 mil millones; en el 2011 caen $2 mil millones, es decir, $107 mil 600 millones. En el 2012 caen de nuevo, cerca de 2 mil millones, al pasar a $105 mil 500 millones.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?