| 5/5/2016 9:51:00 AM

Ventas de Legis cayeron 50% en la Filbo el fin de semana del youtuber

Balance agridulce de Legis en la Feria del Libro. El fin de semana en que se realizó la presentación del youtuber Germán Garmendia, las ventas de la firma colombiana Legis en la Feria Internacional del Libro, cayeron a la mitad.

Así lo explicó Erick Rincón, gerente de información y soluciones de Legis, quien señaló que eso dejó en evidencia que hubo enormes problemas logísticos que deben ser superados en las próximas versiones de este evento.

Para el dirigente empresarial, el problema no es que haya youtubers, sino que, por un asunto de organización, la presencia de uno de ellos signifique que las empresas editoriales dejen de vender en el principal evento del año para la industria.

El pronunciamiento lo hizo Rincón al hacer un balance sobre la actual Feria del Libro. Según él, Legis logró récord en ventas en la edición de este año, pues sus ventas crecieron 12% frente a la edición de la Filbo de 2015.

“El balance habría sido todavía mejor si no hubiéramos tenido ese problema, la sensación que nos quedó es que perdimos un fin de semana”, aseguró.

Para Rincón, la Feria mejoró con la logística para los otros youtubers que se presentaron, pues no significaron un tropiezo para los demás actores de la Feria. Así que es necesario tener en cuenta esa experiencia para los próximos años.

Ojo con el IVA

Rincón aprovechó para lanzar una advertencia sobre el riesgo que hay para el sector, si se concreta la propuesta de gravar a la industria editorial con un IVA del 5%.

Según él, esta medida podría desincentivar la lectura y golpear a las empresas del sector, pues si hoy cuesta enorme trabajo convencer a la gente de que compre libros, cuando no hay IVA, más difícil será si se gravan estos productos.

“Se ha dicho de manera vehemente que dentro de las recomendaciones de la misión tributaria está la eliminación completa de las exenciones para las editoriales. Hay algunas exenciones que claramente tienen una justificación y que forman parte de una política pública que ha permitido la democratización del libro”, comentó, al señalar que es gracias al marco fiscal que la industria editorial puede sobrevivir.

Para él, el panorama será crítico para estas empresas, pues ya son muchas las amenazas que se ciernen, por cuenta de las transformación cultural que están originando las nuevas tecnologías.

Actualmente, a eso se le ha sumado que los costos de producción de libros se han incrementado en cerca del 22%, pues las materias primas se pagan en dólares.

Aseguró que para Legis, este año se ve positivo y con un crecimiento cercano al 6%; aún así, cree que la industria editorial podría decrecer 2% en 2016.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?