| 3/17/2015 3:30:00 PM

Un mal comienzo para el sector automotriz

En el segundo mes de 2015 se vendieron al cliente final 22.518 vehículos, siendo 7,6% menor que las ventas a detal registradas en febrero de 2014.

De acuerdo con el Informe del Sector Automotor, de la Andi, Fenalco y el Comité Automotor Colombiano, correspondiente al comportamiento del sector en el mes de febrero de 2015 la dinámica de la industria en el segundo semestre del año fue menor a la registrada en 2014.

En febrero de 2015 se matricularon 22.870 vehículos nuevos lo que representa una disminución del 3,7% respecto al mismo mes del 2014 cuando se matricularon 23.744 vehículos. El acumulado en 2015 fue un 0,6% mayor.

Los vehículos que más matriculas registraron en febrero de 2014 fueron los automóviles (51%), los utilitarios (27 %), las pick ups (4,6%) y taxis (5,5%).

Por su parte, Bogotá continúa siendo la principal ciudad en la que se matriculan los vehículos, con una participación del 33,9%, seguido por Cali con 8,5%, Envigado con 4,9%, Medellín 4,1% y Barranquilla con 3,6%.

En cuanto a las ventas a detal, en febrero de 2015 se vendieron al cliente final 22.518 vehículos, siendo 7,6% menor que las ventas al detal registradas en febrero de 2014. Las ventas acumuladas a febrero fueron de 44.030, un 7% menores a las registradas para el mismo periodo en el 2014.

En estos dos meses se han vendido a los colombianos 13.760 vehículos ensamblados en Colombia y 30.270 vehículos importados.

Por su parte, en lo que se refiere a las ventas a mayor, ingresaron a la red de concesionarios del país 26.325 vehículos en febrero de 2015, representando un aumento del 7,2% en comparación con el mismo mes de 2014.

En lo corrido del año las marcas han depositado en su red de concesionarios 45.995 vehículos, un 3,2% más que el acumulado para el mismo periodo de 2014.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?