| 2/3/2015 6:00:00 AM

Escarabajos millonarios

Incrementos promedio de 20% registran las ventas de bicicletas en el país y particularmente en Bogotá. Estas son las claves del éxito.

Los problemas de movilidad que cada día se hacen más evidentes en las principales ciudades del país y el cambio de mentalidad en torno al cuidado del medio ambiente, son dos razones poderosas que han llevado a que las ventas de las bicicletas en el país registren crecimientos promedio de 20%, según sondeos realizados por Fenalco Bogotá- Cundinamarca.

Si bien no hay estadísticas certeras de lo que sucede con esta actividad económica debido a sus altos niveles de informalidad, Antonio Liévano, presidente del Grupo Empresarial de Bicicletas de Fenalco señala que cada día un mayor número de personas hace uso de este vehículo como medio de transporte, aunque la mayor demanda sigue siendo para hacer deporte.

A su juicio, aún se trata de un negocio poco rentable, pero los esfuerzos en materia de modernización han sido bien recibidos por los clientes que cada día demandan un mayor número de bicicletas, las cuales se pueden conseguir en el mercado desde $200.000 hasta $25 millones.

Las hay para todos los gustos y presupuestos. Desde las convencionales, pasando por las eléctricas y plegables, hasta las de motor. Esta oferta pone al país en una tendencia mundial.

Según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en 2013 el promedio de desplazamiento en bicicleta al día en Latinoamérica fue de 84.000 viajes en ciudades grandes, de 48.000 en ciudades medianas y Bogotá, por ejemplo, supera con creces esta cifra con un total de 441.000 viajes.

La bicicleta, según el organismo multilateral, se constituye cada vez en un medio de transporte efectivo para las personas que recorren en promedio 8 kilómetros diarios y Colombia no es la excepción.

Bicicletas eléctricas
Una de las empresas nacionales que le está “sacando el jugo” a este buen momento que vive no solo Bogotá, sino en general el país en la demanda de bicicletas es El Tomacorriente, una firma que nació hace cinco años con el ensamble y comercialización de bicicletas eléctricas y hoy ya tiene dentro de su portafolio una amplia gama de vehículos para todos los gustos y presupuestos.

Camilo Gaviria, socio de la compañía, señala que el tema de movilidad ha sido un gran motivador del crecimiento de las ventas, al igual que la preocupación de los ciudadanos por cuidar el medio ambiente, pero asegura que la inseguridad sigue siendo un lunar en esta actividad comercial a pesar de los esfuerzos realizados por la fuerza pública para proteger las ciclo rutas, opinión que está en línea la de los encuestados por Fenalco, quienes además consideran como obstáculos la falta de vías y parqueaderos.

El ensamblaje de bicicletas eléctricas que llevan el mismo nombre de la empresa es una de sus fortalezas de la compañía, lo que le permite reducir costos que pueden ser trasladados a los clientes.
No obstante no es la única marca que vende. También es distribuidora exclusiva en el país de la marca inglesa de bicicletas plegables Brompton, las cuales tienen un costo promedio de $2,8 millones. De igual forma, importa marcas americanas, accesorios y ropa para montar en bicicleta, por ejemplo jeans.

Hoy la firma se prepara para iniciar un proceso de expansión en el país luego de tener dos puntos de venta en Bogotá, oficinas administrativas y servicio técnico.

Este es solo un ejemplo de las oportunidades que en materia de negocios ofrece este vehículo de dos ruedas que más allá de lo deportivo se consolida como medio de transporte.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?