| 4/10/2014 12:15:00 PM

Venta de vehículos pinta bien

Los factores que incidirían en este comportamiento serán el mejor desempeño de la economía colombiana, la poca acumulación de inventarios de los concesionarios y la poca saturación que aún muestra el mercado colombiano.

Las ventas de vehículos se ubicarán entre 302 mil y 314 mil vehículos en 2014 y 2015, respectivamente, de acuerdo con un estudio sobre el sector automotriz realizado por BBVA Research.

De acuerdo con el análisis, los factores que incidirían en este comportamiento serían, por un lado, el desempeño de la economía colombiana que acelerará su tasa de crecimiento en 2014 y 2015, en parte gracias a la aceleración del consumo de los hogares, el crecimiento de las clases medias y el mercado laboral que continuará consolidándose.
 
A estos factores se suman otros como que los concesionarios no tuvieron acumulación de inventarios durante 2013; que el mercado automotor colombiano se encuentra lejos de sus niveles de saturación; la edad del parque automotor en Colombia sigue siendo elevada en 14,9 años; las tasas de interés permanecerán bajas y habrá financiamiento amplio para el mercado automotor, y podría haber alguna disminución adicional en los precios de los vehículos.
 
“El mercado automotor colombiano se encuentra lejos de sus niveles de saturación: la tenencia de autos (sin motos) por cada 1.000 habitantes es de 98, un nivel bajo respecto al promedio de Latinoamérica. El parque automotor en Colombia se ubica por encima de 4,6 millones de unidades o cerca de 9,5 millones si contabilizamos las motocicletas. La tenencia relativa de autos (sin motos) pasó de 80,2 por cada 1.000 habitantes en 2011 a alrededor de 100 actualmente”, señaló Mauricio Hernández.
 
De acuerdo con el análisis, Colombia va a incrementar su parque automotor en 3,5 millones de vehículos entre 2010 y 2020 y que crecería a una tasa promedio anual de 7,9%. “El principal factor de expansión del mercado automotriz en Colombia, será su bajo punto de partida en cuanto a la relación automóviles/habitantes, la cual llegaría en 2020 a 128 autos por cada mil habitantes, muy lejos aún de la tasa de saturación estimada en 500 vehículos por habitante”, comentó Hernández.
 
Tasas de interés bajas y financiamiento amplio, factores positivos

Por otra parte, el crédito del sistema financiero para la compra de vehículos ha venido creciendo, aunque a menores tasas de lo que venía haciéndolo en años anteriores.

Al cierre de 2013 el saldo total del crédito se ubicó en 9,0 billones de pesos, una variación de 5,9% anual, mientras que en 2012 creció a un ritmo del 13,9%. Con respecto al PIB se mantuvo constante su participación en 1,3% del PIB, un nivel que todavía luce muy bajo.

Del total de ventas de autos nuevos en 2013,  el 55% se hizo a través de un crédito bancario, mientras en 2012 el porcentaje de vehículos financiados fue del 59% que se financió en 2012. El  monto promedio financiado en cada crédito de vehículo presentó un ascenso significativo desde 23,1 millones en 2012 hasta 26,1 millones de pesos en 2013.

“La demanda de crédito está especializándose en rangos altos de precios de los vehículos, a pesar de que los valores promedio de los autos han venido reduciéndose constantemente en todas las gamas de precios por dos razones: la apreciación del peso y las reducciones arancelarias a partir de los tratados de libre comercio”, aseguró el economista de BBVA Research. 

El informe señala además que la bancarización en el país está avanzando más rápido de lo esperado y ya alcanza al 70% de los adultos con una cuenta de ahorro. Adicionalmente, las tasas de interés en Colombia, aunque subirán por el efecto del menor impulso monetario, serán más bajas que los niveles a los cuales se transaba seis años atrás, previos a la crisis internacional de 2008-2009”, agregó Hernández.

“Nuestras estimaciones son optimistas, pero realistas. El sector automotor tiene dos realidades diferentes. Por una parte, hay un reto enorme en mejorar el balance industrial. Es un desafío en materia de infraestructura, eficiencia y especialización flexible en la industria nacional. Colombia está planeando la agenda en infraestructura más ambiciosa en la historia, con una institucionalidad más fuerte y renovada. Por otra parte, hay un espacio grande de crecimiento para las ventas de vehículos. El incremento de las clases medias, el mejor comportamiento del mercado laboral y la baja penetración vehicular mantendrán un impulso permanente sobre las ventas de vehículos”, puntualizó Hernández. 

Panorama del sector automotor

El sector automotor representa cerca del 4% del PIB del país, incluyendo la contribución del ensamblaje de motocicletas de 1,1% del PIB. El sector genera cerca de 25 mil empleos, que representan el 3,2% de la ocupación de la industria, y participa con el 3,5% de las prestaciones sociales manufactureras, reflejando su carácter preeminentemente formal.

Según el Ministerio de Comercio, en Colombia hay ocho ensambladoras de vehículos, pero las tres primeras en la lista (Sofasa, GM Colmotores y CCA) concentran el 99% de la producción nacional y el 32% de las ventas de carros.

Además, se cuentan nueve ensambladoras de motocicletas que se encargan de satisfacer el 96% de la demanda nacional. Esta última actividad tuvo un impresionante aumento en los años más recientes, pasando de una producción de 53.500 en 2001 a 602.000 unidades en 2013.

En 2013, el mercado de venta de automóviles en Colombia significó 11,3 billones de pesos (1,6% del PIB). Este valor nominal se ha mantenido constante desde 2011.

Las ventas de vehículos se ubicaron en 2013 en 293.846 unidades, valor inferior a los observados en 2011 (325.000) y 2012 (316.000). La principal moderación se dio en los vehículos de carga (-40,2% anual) y en pick ups (-24,3%). Los vehículos utilitarios (+12,1% anual) y los taxis (+8,8%)  fueron los únicos tipos de vehículos con resultados positivos en 2013.

En lo que corresponde a los vehículos usados. Mientras que en 2011 pasaron de mano un total de 577.430 vehículos, en 2012 la cifra se redujo a 519.887 y en 2013 se ubicó en alrededor de 490 mil unidades. “En este caso, la reducción en el precio de los vehículos nuevos y las bajas tasas de interés fueron razones económicas de fondo para el descenso de las transacciones de vehículos usados”, afirmó Mauricio Hernández, economista de BBVA Research.

México se consolidó en 2012 como el principal abastecedor de automóviles a Colombia, comprendiendo el origen del 28% de las importaciones totales. Corea del Sur, al contrario, continuó perdiendo importancia (21% del total) y China paralizó su progreso en 10% del total. India, Ecuador y Japón, cada uno, significan el 6% de las importaciones de carros. Argentina se destaca con el 5% de las importaciones y con un desempeño creciente desde 2010.

La oferta del país volvió a cambiar su distribución entre las principales marcas. KIA sigue teniendo la mayor dinámica en el país y continúa ganando participación en las ventas hasta un 9,6% mientras que en 2012 tenía una participación de mercado del 8,5%. Renault pasó de 13,9% en 2012 a 14,6% en 2013.

Por su parte, Mazda y Toyota registran una participación del 3,3% y 4,4%, respectivamente. Chevrolet fue la marca con mayor retroceso en la cuota de mercado en el mediano plazo. Entre 2006 y 2013 su participación se redujo desde 37,3% a 25,2%.

Hyundai mantuvo su cuota en alrededor de 9% desde 2011 y Nissan retrocedió parte del aumento que tuvo hasta 2012, cuando llegó en algunos meses al 8,6% de las ventas, y se ubica actualmente en niveles estables de 6,7%, lo cual es, en todo caso, el doble de su cuota de 2006.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?