| 10/5/2015 5:00:00 AM

Emprendedores sociales colombianos recibirán US$4 millones de fondo internacional

Unas 1.500 familias colombianas en condición de vulnerabilidad se verán beneficiadas del ‘Fondo Invirtiendo para la Paz’, creado por la organización Acumen y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés) con el propósito de apoyar las iniciativas empresariales con impacto social y ambiental.

Los emprendimientos, que operan en los distintos municipios afectados por el conflicto armado con la premisa de resolver la pobreza, serán impulsados en los próximos tres años con un capital de hasta US$4 millones que han aportado ambas entidades, y además recibirán asistencia técnica especializada para garantizar su éxito.   

Así lo confirmó en una entrevista concedida a Dinero el director de Acumen para América Latina, Virgilio Barco, quien resaltó durante la presentación de la iniciativa en Bogotá que esta contribución está lejos de ser una donación, sino una herramienta para crear polos de desarrollo en las distintas regiones del país.

 “Prevemos que las inversiones se destinarán principalmente en empresas agroindustriales (…) que integran a pequeños productores rurales en su cadena de suministro”, apuntó el responsable de Acumen, una organización que ha destinado US$86 millones desde el 2001 en este tipo de proyectos principalmente en el sur de Asia y África.

El director de la misión de USAID en Colombia, Peter Niello, coincidió en que el objeto de este proyecto es fortalecer a las empresas con mayor potencial de crecimiento, para así “generar riqueza y empleo” en los territorios en los que reina la desesperanza por cuenta de la violencia, la falta de oportunidades y la pobreza.

Las poblaciones beneficiadas por este proyecto se sitúan en los ‘Montes de María’, así como en el Catatumbo, Arauca, Nudo de Paramillo, Cordillera Central, Cauca, Tumaco, Putumayo y San Vicente del Caguán, precisa un documento de USAID, en el que además se expone “la creciente desigualdad” entre las zonas rurales y urbanas del país.

USAID citó cifras oficiales para afirmar que en la actualidad el 44,7% de las personas que viven en el campo son pobres, y agregó que “el conflicto armado también ha profundizado la brecha de ingresos”. 

“La violencia no sólo ha desplazado a más de seis millones  de sus tierras, sino que también ha obstaculizado la inversión privada en estas áreas, acentuando así desigualdad económica de las comunidades”, destacó ese organismo internacional. Finalmente, USAID detalló que espera apalancar US$4 millones de dólares adicionales de inversionistas del sector privado gracias a una estrategia de comunicación en la que espera visibilizar los resultados e impacto del proyecto.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?