Dinero.com Revista Dinero

Se consolida la cuarta fusión en la industria de las aerolíneas en Estados Unidos desde el 2008.

| 2/14/2013 7:00:00 PM

Una fusión con altura entre AMR y US Airways

American Airlines y US Airways Group anunciaron un acuerdo de fusión de US$11.000 millones, pero antes de que puedan recibir a su primer pasajero a bordo deberán lograr que los reguladores aprueben el pacto y luego integrar una red de complicados sistemas.

Para crear la que será la mayor aerolínea del mundo, con 6.700 pasajeros al día, será necesario que American Airlines de AMR y US Airways unidad fuerzas laborales que suman 113.000 personas y fusionen sus sistemas de reservación, administración de equipaje, redes computaciones y terminales, un proceso que ha complicado otras uniones en la industria.

"Hasta el momento ha sido sólo mover papeles", dijo Robert Mann, jefe de R.W. Mann & Co de Port Washington, Nueva York, que brinda servicios de consulta y análisis a la industria. "Los próximos 18 a 24 meses son de un duro trabajo de implementación", agregó.

Integrar los sistemas de reservaciones de las aerolíneas es un gran desafío, dijo Basili Alukos, analista de Morningstar. El dijo que la anterior fusión de US Airways y America West fue "una de las peores" integraciones en la industria, pero que US Airways posiblemente aprendió de esa experiencia.

"Pareciera que (American-US Airways) tiene el beneficio de la historia de su lado", dijo Alukos, agregando que la nueva American puede aprender de los problemas de Delta-Northwest y United Continental.

United Continental Holdings Inc hizo varios cambios luego de su fusión del 2010. Mientras cambiaba a un sistema único de reservas e implementaba otros procesos nuevos, United sufrió problemas de puntualidad y las tasas de extravío de equipajes se dispararon.

United dijo en enero que las cifras de satisfacción de sus clientes estaban mejorando.

El presidente ejecutivo de US Airways, Doug Parker, quien liderará la nueva compañía fusionada, dijo que su experiencia con America West era un beneficio.

"Integrar aerolíneas puede ser difícil en oportunidades, pero nosotros ya hemos hecho eso una vez en US Airways", dijo a Reuters. "Nosotros sabemos qué hacer y qué errores evitar", agregó.

Los trabajos de integración también podrían ser un desafío para la nueva American, donde los temas de representación de los sindicatos deberán ser resueltos.

"La buena noticia es que la gente que ellos tienen en los sindicatos ahora están tratando de trabajar con la compañía", dijo Darryl Jenkins, presidente del Instituto de Aviación Estadounidense en Washington. "Creo que ellos podrán superar los temas laborales razonablemente rápido ahora", agregó.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×